Temas Especiales

03 de Jun de 2020

América

Nueva York prevé el pico de casos a finales de abril y un total de 16.000 muertos

La Casa Blanca estima que la enfermedad podría matar a entre 100.000 y 240.000 personas en todo el país

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York
En la imagen Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York.EFE

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este miércoles que el número de contagios por la COVID-19 en el estado se sitúa en 83.712 (17.215 más que ayer) y el de fallecidos en 1.941 (391 más), y calculó que el pico de la curva de contagios tendrá lugar a finales de abril, lo que podría dejar al final un global de 16.000 fallecimientos en el estado.

En su rueda de prensa diaria, el gobernador apuntó así que el COVID-19 podría causar la muerte de unas 16.000 personas en el estado de Nueva York -epicentro mundial de la pandemia-, de acuerdo con unas proyecciones de la Fundación Gates que presentó.

La Casa Blanca estima que la enfermedad podría matar a entre 100.000 y 240.000 personas en todo el país.

Según varios gráficos que Cuomo mostró durante su comparecencia, coincidiendo con el pico máximo de casos para finales abril, los hospitales de la ciudad necesitarán entre 75.000 y 110.000 camas y entre 25.000 y 37.000 respiradores, dependiendo de si se siguen al máximo las medidas de distancia social o de si estas son muy poco respetadas.

No obstante, advirtió que de acuerdo con los cálculos de la Fundación Gates, el número de muertos se mantendrá elevado, al menos hasta agosto.

"En esta guerra tenemos que hacer planes para la siguiente batalla. Hemos estado por detrás desde el primer día, este virus nos ha tomado la delantera desde el primer día, así no se gana una guerra. La siguiente batalla es el pico, la siguiente batalla es en la cima de la montaña, porque donde veis una curva yo veo una montaña", dijo Cuomo.

Durante su intervención, anunció que se cerrarán en todo el estado los lugares de juegos en equipo, como ya había amenazado, tras asegurar que muchos jóvenes no estaban respetando la distancia social y seguían practicando deportes en grupo.

Sin embargo, insistió en que los parques públicos se mantendrán abiertos.

Nueva York no ha prohibido a los ciudadanos salir a la calle pero sí ha amenazado con multas de hasta 250 dólares a aquellas personas que rechacen las órdenes de los agentes de seguridad de mantener la distancia de dos metros recomendada por las autoridades.

De acuerdo al desglose de los últimos datos sobre el COVID-19 en el estado de Nueva York, en las últimas 24 horas, hay un total de 12.226 personas hospitalizadas por coronavirus (1.297 más que el martes) y hay 3.022 pacientes en cuidados intensivos (312 personas más que ayer).