30 de Nov de 2021

América

Al menos quince detenidos en el segundo día de bloqueos y protestas contra el Gobierno en Bolivia

El lunes, al menos 150 personas fueron detenidas en Bolivia con motivo del primer día de bloqueos, de las cuales 90 lo fueron en Santa Cruz

Una mujer opositora al gobierno del presidente de Bolivia, Luis Arce, protesta durante la primera jornada de paro indefinido hoy, en Cochabamba (Bolivia). EFE/ Jorge Abrego
Una mujer opositora al gobierno del presidente de Bolivia, Luis Arce, protesta durante la primera jornada de paro indefinido este lunes, en Cochabamba.Jorge Abrego | EFE

Al menos quince personas han sido detenidas esta martes en Santa Cruz, en el segundo día de movilizaciones y protestas contra el Gobierno de Bolivia, mientras la oposición acusa a la Policía de haberles mentido, "incumpliendo su palabra y aumentando los arrestos".

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, ha informado de que "el 95 por ciento" del departamento de Santa Cruz ha amanecido con "total normalidad", salvo por las quince personas detenidas "a raíz de los enfrentamientos" que se produjeron en la madrugada.

Ríos ha contado que algunas de estos detenidos se encontraban "nuevamente" en estado de ebriedad, en referencia a los arrestos que se produjeron el lunes sobre otros participantes de estos bloqueos, que según parece "se tomaron la tarea de consumir bebidas alcohólicas", según dijo la Policía.

"En su gran mayoría han sido aprehendidas o detenidas porque habían consumido bebidas alcohólicas, en otros casos estaban realizando cobros a las personas que estaban transitando, ya sea en motocicletas o en vehículos", ha contado Ríos en la televisión pública boliviana.

Santa Cruz, al igual que el primer día, es la región en la que mayor seguimiento han encontrado la oposición y algunos sindicatos para llevar a cabo sus protestas contra la Ley 1386, con la que el Gobierno del presidente, Luis Arce, pretende luchar contra el blanqueo de capitales.

El lunes, al menos 150 personas fueron detenidas en Bolivia con motivo del primer día de bloqueos, de las cuales 90 lo fueron en Santa Cruz, región históricamente muy beligerante con los gobiernos del Movimiento al Socialismo (MAS). La Policía tuvo que intervenir en algunos casos con gases lacrimógenos para dispersar los tumultos violentos que estos grupos habían organizado.

Por su parte, desde Creemos, la principal fuerza de la oposición en Santa Cruz, ha acusado a las autoridades policiales de mentir. El diputado Erwin Bazán ha asegurado que tenían la palabra del coronel Orlando Ponce de que no aumentarían los arrestos de aquellos que participaban en los bloqueos.

"El comandante Departamental de Policía nos mintió, incumplió su palabra y aumentó las detenciones", ha acusado Bazán, quien junto a otros diputados se ha acercado este martes hasta dependencias policiales para interesarse por la situación de los detenidos hasta ahora.

Bazán ha calificado de "abuso total" el comportamiento de la Policía estos dos días de bloqueos y ha asegurado que contaban con el compromiso de Ponce para poner en libertad a las personas que fueron arrestadas el lunes, señalando a su vez al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, de no permitir la "protesta pacífica".

Mientras tanto, el presidente Arce ha lamentado que la derecha "retrógrada y cavernaria", que ya intentó callarle el lunes durante una convulsa sesión de la Asamblea Legislativa, ahora esté "tratando de bloquear y paralizar al país", informa el diario boliviano 'El Deber'.

"Siempre quieren acallar nuestra voz en la Asamblea Legislativa porque no quieren que el pueblo sepa la verdad de lo que ocurrió, como la derecha incapaz, corrupta, golpista, manejó el Estado, nunca pensaron en los bolivianos, siempre pensaron en sus bolsillos", ha despachado Arce en un acto celebrado en Pando.

"Esa miope visión, propia de una mentalidad cavernaria, de una derecha retrógrada, que tiene comportamientos totalmente del pasado, que no mira el futuro, que están tratando de bloquear al país, de paralizar, pero nuevamente, una vez más, el pueblo le dijo no al paro, sigue trabajando y la economía no para", ha dicho.