Temas Especiales

02 de Jul de 2022

América

Desestimada la demanda de Trump contra la fiscal que investiga sus negocios

La demanda interpuesta el pasado diciembre buscaba detener las pesquisas de James y vetar su participación en cualquier acción civil en contra de Trump o su compañía

El expresidente Trump apela la decisión de una corte que le declaró en desacato
Foto de archivo del expresidente de EE.UU. Donald Trump.EFE

Una jueza federal desestimó este viernes la demanda presentada por Donald Trump contra la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que investiga al expresidente estadounidense y sus negocios.

La demanda interpuesta el pasado diciembre buscaba detener las pesquisas de James y vetar su participación en cualquier acción civil en contra de Trump o su compañía, alegando que las acciones de la fiscal —que es demócrata— estaban motivadas políticamente.

La decisión anunciada hoy por la jueza Brenda K. Sannes supone la segunda derrota en tan solo dos días para el exmandatario, pues el jueves Trump y dos de sus hijos perdieron una apelación ante otra corte con la que buscaban evitar declarar ante la Fiscalía en este mismo caso.

Antes, otro juez les había declarado en desacato e impuesto una cuantiosa multa diaria por negarse a entregar documentos solicitados por los fiscales.

"Una y otra vez, las cortes han dejado claro que las disputas legales sin base de Donald J. Trump no pueden detener nuestra investigación legal sobre sus manejos financieros y los de la Trump Organization", dijo en un comunicado James.

La fiscal insistió en que las pesquisas continuarán y recalcó que nadie, ni siquiera Trump, puede elegir qué leyes se le aplican en Estados Unidos.

La Fiscalía general trata de determinar —por vía civil— si la compañía de Trump infló el valor de sus bienes para poder obtener préstamos bancarios y al mismo tiempo redujo ese mismo valor con la intención de pagar menos impuestos, mientras que la fiscalía del distrito de Manhattan tiene abierta una investigación penal en paralelo.

El expresidente siempre ha defendido su inocencia y calificado las investigaciones abiertas en Nueva York como una "caza de brujas".