Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Mundo

28 islamistas muertos en Yemén

SANÁ, YEMÉN. Las fuerzas de seguridad mataron ayer en Yemén a por lo menos 28 miembros de Al Qaeda y capturaron a otros 17 en operacione...

SANÁ, YEMÉN. Las fuerzas de seguridad mataron ayer en Yemén a por lo menos 28 miembros de Al Qaeda y capturaron a otros 17 en operaciones simultáneas que permitieron desbaratar atentados suicidas contra intereses extranjeros, según el ministerio de Defensa.

La ofensiva más importante tuvo como objetivo un campo de entrenamiento de Al Qaeda en la región de Abyan (480 kilómetros al sudeste de Saná) y, según responsables locales, los bombardeos aéreos alcanzaron “por error” una aldea vecina, causando un número indeterminado de muertos entre la población civil.

Según el ministerio de Defensa, “las fuerzas de seguridad, apoyadas por la aviación, llevaron a cabo una incursión contra un centro de entrenamiento de Al Qaeda en la región de Abyan matando a entre 24 y 30 elementos, entre ellos unos extranjeros que supervisaban el entrenamiento”.

Un responsable local contactado por AFP afirmó que los bombardeos contra el campo de entrenamiento habían desbordado “por error” sobre la aldea de Al Maajala, causando una cincuentena de muertos, entre los que figura un número indeterminado de civiles. Este balance no se ha confirmado oficialmente.

ZONA DE REAGRUPAMIENTO

La región de Abyan, que forma parte del antiguo Yemen del Sur, se ha convertido en los últimos años en una zona de reagrupamiento de combatientes islamistas, entre los que hay veteranos de Afganistán, que escapan al control de las fuerzas de seguridad.

La otra operación iba dirigida contra un grupo de la red extremista en Arab, una zona controlada por tribus a unos 35 kms al norte de Saná. Murieron en ella cuatro miembros de Al Qaeda, añadió el comunicado, quienes “preparaban atentados suicidas contra instalaciones extranjeros y yemeníes, así como contra escuelas”.

Un total de 17 extremistas fueron arrestados en los ataques. El ministerio de Defensa afirmó que se trataba de “operaciones preventivas exitosas” contra elementos de Al Qaeda “que planificaban atentados”.