Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Mundo

Los nuevos retos de David Petraeus

KABUL. El general estadounidense David Petraeus llamó ayer a hacer un esfuerzo común en la guerra contra los talibanes, en su primera ap...

KABUL. El general estadounidense David Petraeus llamó ayer a hacer un esfuerzo común en la guerra contra los talibanes, en su primera aparición pública en Kabul como comandante de la OTAN en Afganistán.

‘Este es un proyecto en el que debemos hacer un esfuerzo común, y perseguir el mismo propósito. Civiles y militares, afganos y extranjeros, somos parte de un equipo con una misión’, declaró Petraeus, ante unos 1.700 invitados en la embajada de EEUU en Kabul.

‘En este importante reto, la cooperación no es opcional’ sino imperativa, añadió Petraeus, que participaba ayer en una celebración de la independencia de EEUU en la embajada norteamericana en Afganistán.

Junto a Petraeus compareció el embajador Karl Eikenberry, que llamó al general un ‘gran amigo’. ‘Será bienvenido en esta embajada todos los días del año’, dijo.

Petraeus respondió que ‘me siento ahora parte del equipo. Es un placer ser su compañero de cuerpo en este momento crítico’.

Petraeus reemplaza al general estadounidense Stanley McChrystal, destituido tras divulgarse una entrevista con la revista Rolling Stone en la que se mostraba muy crítico con el presidente Barack Obama y su administración.

LOS DESAFÍOS

El general asume su puesto con una serie de desafíos en los próximos meses, entre los que se cuentan la reducción de las bajas, tanto civiles como militares, y la intensificación de la campaña contra el Talibán.

Su llegada se produce en un momento muy duro para la coalición atlántica, cuyas bajas están batiendo números récord. Sólo en junio murieron 102 soldados, un nivel comparable a los peores momentos de la guerra de Irak en 2007.

Para los próximos meses, el general advirtió que la guerra en Afganistán podría empeorar antes de que se observen mejoras tangibles.

Sin embargo,

Petraeus enfatizó en que para finales de agosto habrá cerca de 100.000 militares estadounidenses en Afganistán ‘más del triple de los que había a principios de 2009’.

‘Ésta es una misión dura, que no tiene nada de fácil. Pero trabajando juntos podemos avanzar y lograr nuestro objetivo’, añadió.

Petraeus prometió a los soldados revisar la exigencia impuesta por McChrystal de limitar los apoyos aéreos a las tropas atacadas en tierra. La medida pretende reducir el número de víctimas civiles, pero los militares se aquejan de que por culpa de ella son más vulnerables.