12 de Ago de 2022

Mundo

Agua radiactiva será tratada en Fukushima

FUKUSHIMA. El centro de descontaminación de aguas radiactivas construido en la central nuclear de Fukushima empezó ayer, viernes, a trat...

FUKUSHIMA. El centro de descontaminación de aguas radiactivas construido en la central nuclear de Fukushima empezó ayer, viernes, a tratar unas 100 mil toneladas de agua contaminada, anunció la compañía eléctrica que gestiona las instalaciones.

Se trata de una etapa importante hacia la estabilización de los reactores, que Tepco espera lograr de aquí a enero.

Unas 100 mil toneladas de agua altamente radiactiva se han acumulado en los edificios de los reactores y de las turbinas de la central de Fukushima Daiichi (N°1) desde el sismo y el tsunami del 11 de marzo.

El agua impide a los operarios entrar en las instalaciones para reactivar los circuitos de refrigeración del combustible nuclear.

El centro de descontaminación tratará 50 toneladas de agua por hora, es decir 1.200 toneladas al día, dividiendo la radiactividad por un factor de mil a 10 mil.

La compañía Tepco, que logró detener la fusión de combustible echando agua sobre los reactores día y noche, tiene todavía que inyectar unas 500 toneladas de agua cada día, de las que una parte se acumula en las instalaciones.

Tepco podrá luego reutilizar el líquido descontaminado en los circuitos de refrigeración, una vez que se restablezca su funcionamiento.

La compañía operadora afronta sin embargo otro problema: el barro radiactivo derivado del proceso de descontaminación.

‘Esperamos un volumen de 2 mil metros cúbicos’, declaró un responsable, Junichi Matsumoto.

‘Hemos previsto un espacio de almacenamiento temporal, pero estudiamos una solución para conservar (los residuos) legalmente a medio y largo plazo’.

‘Aún no hemos decidido cómo tratar exactamente ese barro’, dijo.

NIVELES DE RADIACIÓN

La empresa propietaria de Fukushima aseguró que los niveles de radiactividad ‘han descendido’ en los últimos dos meses, aunque reconoció que el agua altamente contaminada que inunda la central sigue siendo uno de los grandes problemas en la labor de los operarios.

En este sentido, indicó que su objetivo es activar ‘pronto’ un sistema de purificación que funcione de manera estable para reducir la contaminación del líquido.

El próximo mes, TEPCO tiene previsto además comenzar a inyectar nitrógeno en las unidades 2 y 3, tal y como hace en la unidad 1 desde abril para evitar explosiones de hidrógeno.