Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Mundo

Irak no mejoró con la invasión

IRAK. Como una de las consecuencias de los ataques del 11 de septiembre, la invasión de Irak en 2003 aspiraba a liberar a un país de su ...

IRAK. Como una de las consecuencias de los ataques del 11 de septiembre, la invasión de Irak en 2003 aspiraba a liberar a un país de su dictador y abrir la puerta a un futuro mejor, pero 8 años después, y a pesar del maná del petróleo, la violencia, las luchas políticas y la endémica corrupción socavan su reconstrucción.

Desde que Sadam Husein fue derrocado por la coalición internacional encabezada por Estados Unidos, el país atravesó 2 elecciones legislativas consideradas como democráticamente satisfactorias y la producción petrolera se reanudó, lo que garantiza ingresos apreciables.

Pero la violencia, a pesar de que decayó en los últimos 4 años, dejó más de 100 mil muertos, y la clase política, insertada en un contexto marcado por las diferentes confesiones del islam, no deja de desgarrarse por la repartija de cargos ministeriales y la permanencia o no de las tropas estadounidenses.

La invasión de Irak, 18 meses después de los atentados en Estados Unidos, fue justificada por el ex presidente estadounidense George W. Bush por la presencia de armas de destrucción masiva.

Justificación que resultó ser evidentemente fantasiosa.

Y la guerra favoreció paradójicamente la implantación de Al Qaida, en la zona.