Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Mundo

Un Nobel 100% femenino

NORUEGA. El premio Nobel de la Paz fue otorgado ayer, viernes, a la primera presidenta de un país africano, la liberiana Ellen Johnson S...

NORUEGA. El premio Nobel de la Paz fue otorgado ayer, viernes, a la primera presidenta de un país africano, la liberiana Ellen Johnson Sirleaf; a su compatriota, la ‘guerrera de la paz’ Leymah Gbowee; y a una figura emblemática de la primavera árabe en Yemen, Tawakkul Karman.

Tawakkul Karman, primera mujer árabe en recibir el prestigioso Premio Nobel, dedicó su galardón a la ‘Primavera Árabe’, como se llama a la ola de rebeliones populares que han derrocado o desestabilizado varios regímenes autoritarios en África del Norte y Oriente Medio.

Las tres galardonadas fueron ‘recompensadas por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y de sus derechos a participar en los procesos de paz’, declaró en Oslo el presidente del Comité Nobel noruego, Thorbjoern Jagland.

SIRLEAF

La primera mujer elegida democráticamente presidenta de un país africano en 2005, Sirleaf, 72 años, trabajó para la reconstrucción de un país devastado por 14 años de guerras civiles, que causaron la muerte de 250 mil personas.

La presidenta liberiana recibe el Nobel de la Paz justo cuatro días antes de una elección presidencial difícil para la ‘Dama de Hierro’ que aspira a la reelección, una decisión acogida con controversia en Liberia.

GBOWEE

El acceso de Sirleaf al poder fue facilitado por la labor de Gbowee, ‘guerrera de la paz’, fundadora del movimiento pacífico que mediante una ‘huelga sexual’ contribuyó a terminar con la segunda guerra civil en 2003, señaló el comité Nobel.

‘Leymah Gbowee movilizó y organizó a las mujeres más allá de las líneas de división étnica y religiosa para poner fin a una guerra en Liberia y garantizar la participación de las mujeres en las elecciones’, señaló Jagland.

‘Es un Nobel para todas las mujeres africanas, lo describo de esa manera’, dijo Gbowee en sus primeras declaraciones a la AFP.

‘Es para las mujeres en general, pero particularmente para las mujeres en África’, declaró Gbowee.

País fundado en 1822 por esclavos negros liberados provenientes de Estados Unidos, Liberia conoce una paz frágil debido a tensiones étnicas y a la presencia de mercenarios en su selva.

KARMAN

La tercera laureada, la yemení Tawakkul Karman, periodista de 32 años, tuvo ‘un papel preponderante en la lucha a favor de los derechos de las mujeres, de la democracia y de la paz en Yemen’.

Nacida en 1979, Karman, primera mujer árabe que recibe el Premio Nobel de la Paz, lo dedicó a los yemenitas en lucha contra el régimen del presidente Ali Abdalá Saleh.