Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Mundo

Niegan la captura de un sospechoso por atentado

EEUU. La policía de Boston negó haber detenido a un sospechoso por el doble atentado en el maratón de la ciudad el lunes, que dejó tres ...

EEUU. La policía de Boston negó haber detenido a un sospechoso por el doble atentado en el maratón de la ciudad el lunes, que dejó tres muertos, desmintiendo así la información difundida por algunos medios de comunicación.

‘A pesar de las informaciones, no ha habido ninguna detención por el ataque contra el maratón’, escribió el departamento de policía de Boston (Massachusetts, noreste de EEUU) en su cuenta de Twitter.

INVESTIGACIONES

El FBI (Oficina Federal de Investigaciones) aseguró que no había detenciones y pidió a los medios de comunicación cautela a la hora de informar. La cadena de televisión estadounidense CNN había anunciado que la policía había detenido a una persona, pero poco después rectificó, atribuyendo a una confusión y un malentendido el error informativo.

Los investigadores habrían recolectado el martes suficiente evidencia en los lugares donde estallaron las bombas para estrechar levemente la búsqueda. Sin embargo, por el momento no hay sospechosos.

Entre los elementos recuperados hay fragmentos de nailon negro que podrían ser de una mochila, restos de rodamientos metálicos y clavos, y posiblemente de una olla a presión, explicó el agente especial del FBI Richard DesLauriers, encargado de Boston.

Las pruebas recogidas se están reconstruyendo en el laboratorio del FBI en Quantico, Virginia, explicó en una rueda de prensa el martes.

LAS VÍCTIMAS

Las dos bombas del lunes, que causaron tres muertos —uno de ellos un niño de ocho años— y 176 heridos, fue el peor ataque en suelo estadounidense desde los atentados del 11 de septiembre del 2001 con aviones secuestrados.

Las explosiones mutilaron a las víctimas con su metralla. Diecisiete personas siguen gravemente heridas y los médicos tuvieron que realizar varias amputaciones.

Cientos de personas se reunieron el martes por la noche en Boston Common, donde un día antes los corredores habían abordado autobuses que los llevaron a la línea de salida de la carrera, en un homenaje a las víctimas.

El hospital Boston Medical Center podría dar de alta a algunos de los heridos. ‘La situación está avanzando como esperábamos y los pacientes están evolucionando bien’, dijo a periodistas el doctor Peter Burke, jefe de cirugía en el hospital.

El centro trató inicialmente a 23 pacientes, cuatro de los cuales fueron dados de alta el martes por la mañana. Los hospitales están guardando los fragmentos que los médicos quitaron de las heridas para entregarlos a la policía. Burke dijo que los fragmentos incluían metal, plástico, madera y concreto. ‘Hemos recogido grandes cantidades de piezas que las enviamos a los patólogos y están disponibles para la policía’, explicó.

Un niño de ocho años fue la víctima fatal más joven, Martin Richard, del vecindario de Dorchester de Boston. Las autoridades identificaron a otro de los fallecidos como Krystle Campbell, de 29 años y que vivía en Medford, Massachusetts. La tercera víctima fatal era una ciudadana china cuya identidad no fue revelada a petición de su familia, dijo en un comunicado el Consulado chino en Nueva York.