Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Mundo

Rusia aplica el principio de reciprocidad con EE. UU.

Moscú ‘castigó’ a nueve políticos de EEUU, entre ellos John Boehner, presidente del Congreso.

Rusia aplica el principio de reciprocidad con EE. UU.
Rusia aplica el principio de reciprocidad con EE. UU.

Rusia respondió ayer a Estados Unidos con la misma moneda de sancionar a altos funcionarios, que tendrán las puertas cerradas en la Federación rusa. 


Moscú anunció la lista que incluye a nueve políticos estadounidenses de primera fila, entre ellos el senador John McCain o el presidente del Congreso, John Boehner, entre otros. 


‘Ante cada acto hostil, replicaremos de modo adecuado’, indicó el ministerio de Exteriores ruso en un comunicado. El comunicado subrayó que cada acción de Washington golpearía a Estados Unidos como un búmeran. 


Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, amplió las sanciones al ver que Moscú continuaba abrazando la anexión de Crimea, lo que para Occidente viola el derecho internacional. 


La nueva lista de congelación de activos bajo jurisdicción estadounidense afecta a una veintena de funcionarios rusos y personas cercanas a Putin, así como al banco Rossiya, que según la Casa Blanca, la entidad tiene vínculos con altos funcionarios rusos y activos expuestos a las sanciones, por lo que tendrá ahora dificultades para acceder a liquidez en dólares. 


Asimismo, Obama advirtió que han dado pasos para poder ampliar por decreto las sanciones ‘a sectores clave de la economía rusa’. 


‘No es el camino que habríamos elegido, estas sanciones no solo van a tener un importante impacto en la economía rusa, sino en toda la economía global’, aseguró Obama. 


VISITA DE BAN A RUSIA 


El intercambio de sanciones entre Rusia y EEUU coincidió con la llegada del Secretario General de la ONU, Ban Ki -moon, a Moscú, donde se reunió con el presidente ruso, Vladímir Putin. 


El líder de la ONU apoyó, por un lado, la propuesta de desplegar una misión de observadores de la ONU y la OSCE en Ucrania, y lamentó la toma de bases ucranianas en Crimea por hombres armados sin distintivos que podrían ser soldados rusos. Manifestó su decepción con la celebración del referéndum en Crimea y pidió esfuerzos para un diálogo abierto y constructivo entre Moscú y Kiev. 


Ban recordó a Putin que los actores como Rusia, la UE y EEUU no deben dejar de prestar atención a asuntos que preocupan a todo el mundo, como son los conflictos en Siria y la República Centroafricana. 


Al mismo tiempo,compartió la preocupación de Putin por las minorías rusas en Ucrania, aunque subrayó la necesidad de garantizar los derechos humanos de todos los ciudadanos de ese país. 


Putin saludó por su lado el papel de la ONU en la resolución de conflictos. ‘Apreciamos sus esfuerzos para resolver crisis en todo el mundo’.