Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Mundo

Secuestran a unas 200 niñas en Nigeria

Las niñas fueron secuestradas en una escuela-residencia por un grupo armado en la localidad de Chibok.

Las niñas fueron secuestradas en una escuela-residencia por un grupo armado en la localidad de Chibok, en el noroeste de Nigeria.

Según informaron a Efe fuentes de la Policía, el suceso se produjo el lunes por la noche y las primeras sospechas recaen sobre el grupo radical islámico Boko Haram, autor de numerosos ataques en el estado de Borno, al que pertenece Chibok.

Según testigos citados por el diario local ‘The Punch’, unos 50 hombres armados irrumpieron el lunes sobre las 22.00 hora local (21.00 GMT) en un convoy de vehículos y prendieron fuego a edificios públicos y viviendas de Chibok. Posteriormente, se dirigieron a la escuela local de enseñanza secundaria, donde capturaron a todas las estudiantes que pudieron y se las llevaron en un camión. ‘Algunos profesores y estudiantes huyeron al verles, pero secuestraron a quienes se quedaron en la residencia’, comentó el testigo Joseph Walama.

El pasado mes de febrero, Boko Haram había atacado otra escuela de enseñanza secundaria en la localidad de Buni Yadi (nordeste del país) y mató a casi medio centenar de estudiantes.

Este secuestro masivo de menores de edad se produjo horas después del atentado con bomba que el lunes mató al menos a 71 personas en una de las principales estaciones de autobuses de Abuya. Aunque nadie se atribuyó la autoría, las sospechas también recayeron sobre los islamistas.

Boko Haram, que significa en lenguas locales ‘la educación no islámica es pecado’, lucha por imponer la ‘sharía’ o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Pese a que Nigeria mantiene una ofensiva antiterrorista en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, en el noreste del país (todos ellos bajo estado de excepción), los ataques integristas no cesan. Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3,000 muertos.