Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Mundo

El Fisco español confirma que aprecia un delito fiscal en el yerno del rey

Juez español investiga el desvío de seis millones de fondos públicos a una entidad presidida por el yerno del rey Juan Carlos

El Fisco español confirma que aprecia un delito fiscal en el yerno del rey
Iñaki Urdangarin.

La Agencia Tributaria española envió al juez que investiga un caso de corrupción un informe en el que dice apreciar dos supuestos delitos fiscales por parte del yerno del rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarin.

El juez José Castro investiga el supuesto desvío de seis millones de fondos públicos a una entidad sin ánimo de lucro presidida a mediados de la pasada década por Urdangarin, esposo de la segunda hija del rey, la infanta Cristina.

Según fuentes judiciales, los supuestos delitos se habrían cometido en el Impuesto de la Renta de los años 2007 y 2008, según el informe del Fisco, reclamado por el juez a principios de mayo.

Castro había pedido a la Agencia Tributaria información después de que la defensa de Urdangarin presentara un escrito de alegaciones el 22 de abril en el que negaba que hubiera cometido delito fiscal.

Hacienda reitera en su respuesta la posición que ya manifestó en informes anteriores de que Urdangarin utilizó una empresa llamada Aizoon, compartida al 50 % con la infanta Cristina, para cobrar por los trabajos que hizo para varias empresas, según fuentes jurídicas.

Según Hacienda, al no tributar esos ingresos como IRPF, Urdangarin se benefició del tipo impositivo más reducido del impuesto de sociedades, así como de la deducción de gastos personales.

La defensa de Urdangarin había negado el fraude fiscal y añadió que aunque se aceptaran las tesis de la Agencia Tributaria, la cuantía presuntamente defraudada no alcanzaría los 120.000 euros (unos 165.000 dólares) que determinan la existencia de un delito penal contra la Hacienda Pública ni en 2007 ni en 2008.

La fiscalía anticorrupción plantea para Urdangarin la hipótesis de delitos de malversación, prevaricación, falsedad documental, fraude a la Administración y dos delitos fiscales.