Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Mundo

Banco BRICS

Si se consolida su desarrollo, este nuevo paradigma financiero pondría el esquema tradicional patas arriba

Ante las gigantescas expectativas que ha originado en el mundo el anuncio, la semana pasada en la ciudad de Fortaleza (Brasil), de la creación por los BRICS del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) y el de Reserva, asistimos a la génesis de una nueva estructura financiera internacional.

Si se consolida su desarrollo, este nuevo paradigma financiero pondría el esquema tradicional patas arriba. Algunos ya lo comparan con los acuerdos de Bretton Woods, nacidos durante la pos Segunda Guerra Mundial, que devino en el actual orden económico regentado por el FMI que todos conocemos.

‘Los BRICS fijaron fecha de caducidad al modelo económico del pensamiento único’, explica el economista Alfredo Serrano, experto en geopolítica latinoamericana.

El epicentro de esta génesis financiera ha sido Brasil. Y una foto —donde no está ninguna autoridad estadounidense— la resume: estaban los mandatarios de los países miembros del denominado grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Fue la imagen de esta nueva plataforma geoeconómica que ya empieza a movilizarse en múltiples direcciones. Por lo pronto, su peso político se concreta.

El presidente chino, Xi Yinping, mediante numerosos mega convenios le ha puesto el ‘salvavidas’ que Argentina necesitaba con urgencia.

Se produce justo cuando agonizaban las iniciativas jurídicas en su batalla contra los ‘fondos buitres’ en un juzgado de Nueva York. Xi y la presidenta Cristina Fernández firmaron el viernes un acuerdo que incluye 20 megaconvenios. Uno de ellos, con un plazo de tres años, incluye un crédito de intercambio de divisas por 11,000 millones de dólares. Fue una cruzada económica china sin precedentes en América Latina.