Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Mundo

‘Paren de pelear, empiecen a hablar’, Ban Ki-moon

La ofensiva israelí contra Hamás cumple dos semanas y deja un saldo de más de 600 muertos, en su mayoría civiles

‘Paren de pelear, empiecen a hablar’, Ban Ki-moon
Una columna de humo se eleva sobre el barrio de Al Shejaeiya, en la ciudad de Gaza.

Margen Protector, la ofensiva israelí contra el movimiento islamista de Hamás, cumplió 15 días y deja un total de 609 palestinos muertos y 3,720 heridos, informaron ayer fuentes médicas de la Franja.

El portavoz del Ministerio de Sanidad de Gaza, Ashraf Al Qedra, actualizó el número de personas que han perecido en los ataques por tierra, mar o aire de las Fuerzas Armadas israelíes, dos terceras partes de ellos civiles.

Entre las 609 víctimas, destacó Al Qedra ‘se incluyen 154 niños, 58 mujeres y 38 ancianos’. En las últimas horas, cuatro mujeres, una de ellas embarazada, y otras cinco personas más murieron en diferentes bombardeos sobre la ciudad de Gaza, así como el norte y el sur del territorio.

El Ministerio de Sanidad informó también mediante un comunicado que desde el inicio de la ofensiva, Israel ha atacado 25 centros médicos y hospitales. El último fue el hospital de Al Aqsa de Deir Al Balah, en la región central, que el lunes fue blanco del fuego de artillería israelí que dejó cuatro personas muertas y una treintena de heridos.

El Ministerio de Asuntos Religiosos palestino también denunció que alrededor de cincuenta mezquitas han sido total o parcialmente destruidas en toda Gaza.

Además, ayer, el Ejército israelí bombardeó una escuela de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) en el centro de Gaza, donde habían buscado cobijo cerca de un millar de personas.

Sin embargo, no hubo que lamentar víctimas ya que el director de esta escuela, que hace las veces de albergue, había ordenado el desalojo horas antes debido a la situación de seguridad por la presencia sobre el terreno de las tropas israelíes.

A su vez, la cadena catarí de noticias Al Jazeera evacuó su oficina en Gaza después de recibir disparos e hizo responsable a Israel de la seguridad de su personal. ‘Dos disparos muy precisos tuvieron lugar contra nuestro inmueble’, declaró la periodista de Al Jazeera en Gaza, Stefanie Dekker, citada por la página web en inglés de la cadena.

La cadena aseguró que era víctima de una ‘campaña hostil’ en Israel por su cobertura de los ataques aéreos israelíes contra la población civil en la Franja.

En su pagina web, Al Jazeera cita al ministro israelí de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, quien instó el lunes a impedir a la cadena de televisión trabajar en Israel, ya que ‘no realiza un trabajo periodístico sino un lavado de cerebro’.

MENOS PELEAS Y MÁS DIÁLOGOS

Por su parte, la comunidad internacional sigue presionando para que haya un cese de las hostilidades entre los dos bandos, cuya postura parece inflexible.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó a israelíes y palestinos a dejar las armas e iniciar negociaciones. ‘Mi mensaje es el mismo para israelíes y palestinos: paren de pelear, empiecen a hablar’, instó Ban, quien hizo un llamamiento a ambos lados a ‘tratar las raíces del conflicto para no estar en la misma situación dentro de seis meses o un año’.

En una rueda de prensa con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Ban pidió a Hamás y a sus aliados a cesar inmediatamente los disparos de cohetes contra Israel. ‘Condenamos enérgicamente los ataques con cohetes’, dijo el secretario general de Naciones Unidas, quien reconoció también la ‘preocupación legítima y el derecho de Israel a defenderse y a defender a sus ciudadanos’.

Sin embargo, Ban también tuvo palabras para Israel. ‘Tenemos que abordar los problemas de fondo, en especial, el reconocimiento mutuo, la ocupación, la desesperanza y la negación de la dignidad de los palestinos para que la gente no tenga la necesidad de recurrir a la violencia para exprimir sus reclamaciones’, indicó. ‘La acción militar no garantizará la estabilidad y la seguridad de Israel a largo plazo’, subrayó Ban Ki-moon.

Por su parte, Netanyahu repitió la posición oficial de su gobierno e instó a la comunidad internacional a hacer lo mismo, al responsabilizar a Hamás de la muerte de cientos de civiles en dos semanas de operaciones militares israelíes en Gaza. ’El pueblo de Gaza es la víctima del brutal régimen de Hamas’, aseguró Netanyahu, para quien el movimiento islamista palestino utiliza a los civiles de ‘escudos humanos’.

En El Cairo, el secretario de Estado norteamericano John Kerry instó de nuevo a Hamás a aceptar la propuesta egipcia de alto el fuego, tras reunirse con el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi.

Kerry consideró como un ‘documento marco’ la iniciativa egipcia aceptada la semana pasada por Israel, pero rechazada por Hamas, quien pide como condiciones previas como el levantamiento del bloqueo israelí impuesto a la Franja de Gaza desde 2006, entre otras ‘exigencias’.