Temas Especiales

16 de Jul de 2020

Mundo

Miles de yemeníes denuncian bombardeos

Desde el inicio de los bombardeos de la coalición, el conflicto en Yemen ha dejado 6.300 muertos, la mitad de ellos civiles, según la ONU

Miles de yemeníes denuncian bombardeos 
Miles de yemeníes se manifestaron este sábado en la capital, Saná, controlada por los insurgentes chiitas hutíes, para denunciar los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí.

Miles de yemeníes se manifestaron este sábado en la capital, Saná, controlada por los insurgentes chiitas hutíes, para denunciar los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí iniciados hace un año, constató la AFP.

"Juntos contra la tiránica agresión saudí", rezaba una gran banderola, en medio de los manifestantes que llenaban una plaza de la capital, mientras los aviones de combate de la coalición sobrevolaban el lugar, rompiendo la barrera del sonido para mostrar su fuerza.

El Congreso General del Pueblo, el partido del expresidente Alí Abdalá Saleh, considerado un aliado de los insurgentes, había convocado esta manifestación, en la que el exmandatario participó brevemente, constató un reportero de la AFP.

Por su parte, los rebeldes habían convocado otra manifestación en la tarde del sábado en el norte de la capital. El jefe insurgente Abdel Malik al Hutí se dirigió a sus partidarios en un discurso transmitido por televisión el viernes.

"Un año después, vemos el resultado de esta agresión (...) El objetivo era ayudar y servir al pueblo yemení. Esta ayuda se plasmó en asesinatos criminales y genocidio", denunció."La agresión y los agresores criminales sólo han causado enormes estragos a todos los niveles en nuestro país y el resto de la región", agregó.

En el año transcurrido desde el inicio de los bombardeos de la coalición, el conflicto en Yemen ha dejado 6.300 muertos, la mitad de ellos civiles, según la ONU.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos han criticado enérgicamente a la coalición por el elevado número de víctimas civiles e instaron a Estados Unidos y a otras potencias mundiales a dejar de vender armas a Arabia Saudí.Washington, aliado estratégico de Riad, también expresó su preocupación por las víctimas civiles.