07 de Ago de 2022

Mundo

Papa Francisco apuesta por la pronta unidad de los cristianos

El papa celebró la misa de ‘Todos los Santos' en el estadio Swedbank de Malmoe, con la comunidad católica sueca

Papa Francisco apuesta por la pronta unidad de los cristianos
El papa Francisco bendice a los asistentes a la celebración religiosa que ofició en el estadio del Malmo.

El papa celebró la misa de Todos los Santos en el estadio Swedbank de Malmoe con la comunidad católica sueca y allí volvió a recordar la necesidad del ecumenismo y afirmó: ‘Bienaventurados los que trabajan por la unidad de los cristianos'.

Francisco llegó el lunes de esta semana a Suecia para participar en la ceremonia conjunta entre luteranos y católicos que había organizado la Federacion Luterana Mundial en ocasión del 500 aniversario de la Reforma, un gesto considerado histórico en el camino de la unidad y reconciliación tras el cisma de Martín Lutero.

La misa volvió, como en los actos previos, a ser un momento para clamar por la unidad de los cristianos. Ante 15 mil personas, la mayoría de ellos inmigrantes en Suecia, Francisco comenzó su homilía recordando ‘no sólo a aquellos que han sido proclamados santos a lo

‘BIENAVENTURADOS LOS QUE TRABAJAN POR LA UNIDAD DE LAS IGLESIAS',

PAPA FRANCISCO

LÍDER MUNDIAL DE LA IGLESIA CATÓLICA

largo de la historia, sino también a tantos hermanos nuestros que han vivido su vida cristiana en la plenitud de la fe y del amor, en medio de una existencia sencilla y oculta'.

Citó a las santas suecas María Isabel Hesselblad y Santa Brígida, que ‘rezaron y trabajaron para estrechar lazos de unidad y comunión'.

Al explicar en su homilía pronunciada en español que a los santos se les llama ‘los bienaventurados', el papa Francisco adaptó las bienaventuranzas que predicaba Jesús y que son ‘de alguna manera el carné de identidad del cristiano, que lo identifica como seguidor de Jesús' a las situaciones de nuestros días.

Y entonces enumeró sus nuevas bienaventuranzas: ‘Bienaventurados los que soportan con fe los males que otros les infligen y perdonan de corazón; bienaventurados los que miran a los ojos a los descartados y marginados mostrándoles cercanía'.

‘Bienaventurados los que reconocen a Dios en cada persona y luchan para que otros también lo descubran; bienaventurados los que protegen y cuidan la casa común; bienaventurados los que renuncian al propio bienestar por el bien de otros; bienaventurados los que rezan y

UN EVENTO HISTÓRICO

El papa Francisco concluyó un viaje a Suecia este martes, con el que ha tendido un puente con los luteranos en busca de la unidad.

Ha hecho un firme llamamiento para continuar el camino de la unidad entre cristianos, pero también trabajando juntos contra las injusticias

trabajan por la plena comunión de los cristianos', dijo.

Y reiteró su llamamiento ‘de acoger con alegría esta llamada y trabajar unidos para llevarla a plenitud' y encomendó a la Virgen María ‘las intenciones y el diálogo en busca de la plena comunión de todos los cristianos, para que seamos bendecidos en nuestros esfuerzos y alcancemos la santidad en la unidad'.

Una vez concluido el oficio religioso, el papa Francisco partió este mismo martes con destino a Roma tras su viaje a Suecia, donde ha acudido para participar en una conmemoración conjunta entre luteranos y católicos de los 500 años de la Reforma protestante.

Instantes antes de partir, el papa fue despedido en el aeropuerto internacional de Malmoe por la arzobispa primada de los luteranos suecos, Antje Jackelen, primera mujer en este cargo, que se acercó a saludar unos momentos a Jorge Bergoglio al pie de la escalerilla del avión.

El papa Francisco finaliza así un viaje apostólico con el que ha querido tender un puente con los luteranos, que representan a 74 millones de personas en el mundo, y en el que ha instado nuevamente a la unidad de los cristianos y al respeto entre las varias Iglesias.

Francisco llegó el lunes de esta semana a Suecia para participar en la ceremonia conjunta entre luteranos y católicos que había organizado la Federacion Luterana Mundial en ocasión del 500 aniversario de la Reforma.

Su último acto en el país ha sido una misa celebrada ante 15 mil católicos, según los datos de los organizadores, la mayoría de ellos inmigrantes, sobre todo latinoamericanos, en el estadio de fútbol del equipo de fútbol de Primera División, Malmö.

Una vez más, el papa Francisco da muestras de su templanza y querer de unificación total del catolicismo en todo el mundo.