Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Mundo

Islamista se infiltra en inteligencia alemana

Han iniciado una investigación ante una posible infiltración de ‘fundamentalistas' en los servicios de seguridad del país

Islamista se infiltra en inteligencia alemana
La oficina de la inteligencia policial descubrió al infiltrado hace cuatro semanas.

Las autoridades alemanas investigan desde ayer en qué medida un topo islamista de origen español y con nacionalidad alemana infiltrado en los servicios secretos llegó a causar daños y si tenía planes concretos para facilitar un ataque terrorista.

ESPIONAJE

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución se encarga de la inteligencia policial del país

El ‘topo' es de origen español, nacionalizado alemán.

El caso, sin precedentes en el pasado reciente, había sido detectado por la propia BfV

La fiscalía de Düsseldorf (oeste de Alemania) confirmó anoche la detención de un hombre de 51 años que se había convertido al islam radical hace dos años y que fue contratado el pasado abril en la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), los servicios secretos alemanes que operan en el interior del país.

Las autoridades no han facilitado más detalles del sospechoso, al que el popular diario Bild identifica como ‘Roque M', casado y padre de cuatro hijos, que antes de ingresar en la BfV había trabajado en un banco y también como actor de películas pornográficas.

‘Todo indica que estamos ante una persona que se radicalizó sin que su entorno lo percibiera', se limitó a indicar el presidente de la BfV, Hans-Georg Maassen, durante la conferencia de ministros de Interior de los estados federados en la ciudad de Saarbrucken.

Según explicó Maassen, la BfV, como cualquier servicio de inteligencia, es blanco de intentos de infiltración tanto por parte de otros Estados como por parte de extremistas y terroristas.

‘Naturalmente analizaremos el caso para ver qué consecuencias tenemos que sacar', afirmó. El detenido está bajo sospecha de intentar revelar secretos oficiales, de preparar un atentado y de haberse declarado dispuesto a delinquir, confirmó la fiscalía de Düsseldorf, encargada de la investigación.

Hasta el momento, según este organismo, no se han encontrado indicios claros de que el hombre llegara a proporcionar informaciones relevantes de la BfV a otros islamistas.

El topo participaba en la observación de salafistas potencialmente violentos y fue descubierto por su participación en un chat de internet.