Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Mundo

Hollande no se postulará a la reelección en 2017

François Hollande, se convierte en el primer presidente de la V República francesa en no correr para la reelección

Hollande no se postulará a la reelección en 2017
Hollande renuncia a la reelección, cuando su popularidad esta por el suelo

El presidente de Francia, el socialista François Hollande, renunció ayer a presentarse a la reelección en 2017 al término de casi cinco años de mandato con una impopularidad récord y en los que no consiguió crear consensos en su propio partido.

La decisión de Hollande supone un hito en la V República francesa (instaurada en 1958), pues se convierte en el primer presidente que renuncia a presentarse a la reelección, y despejó de paso el camino en la pugna de la izquierda para elegir a su candidato.

En su discurso, Hollande, que comenzó por enarbolar los logros de su mandato en temas como el desempleo o el cambio climático, dejó para el final la autocrítica y la razón por la que optó por no intentar aspirar a un segundo mandato de cinco años.

‘Soy consciente de los riesgos que conllevaría mi candidatura, que no reúne todos los consensos. He decidido no ser candidato a la elección presidencial, he decidido no renovar mi mandato', dijo Hollande, en su solemne declaración televisada de diez minutos desde el Palacio del Elíseo.

El aún presidente, que tuvo que lidiar con la crisis europea, con la oleada de terrorismo en Francia, un alto desempleo y con la crisis migratoria, intentó lavar su dañada imagen y aseveró que la experiencia le ha aportado ‘la humildad necesaria' en su labor.

Hollande, de 62 años, se enfrentaba en las últimas semanas a un sombrío panorama para su reelección en las presidenciales del 23 de abril y del 7 de mayo de 2017. Los sondeos le situaban por detrás del aspirante de centroderecha François Fillon; de la ultraderechista Marine Le Pen y de dos candidatos de la izquierda, el moderado Emmanuel Macron y el radical Jean-Luc Mélenchon.

En las encuestas, también estaba detrás de su primer ministro, Manuel Valls, cuya posible candidatura presidencial cobra ahora más fuerza.

‘Es una decisión difícil, madurada. Es la decisión de un estadista. Quiero trasmitir a Hollande mi emoción, mi respeto, mi fidelidad y mi afecto', escribió Valls en una declaración enviada a los medios franceses.

El anuncio de Hollande coincidió con el primer día para formalizar las candidaturas a las primarias de la izquierda, a las que se ha postulado ya Arnaud Montebourg, exministro de Economía y del ala más izquierdista del Partido Socialista.

SORPRESA

La oposición política responde

La renuncia de François Hollande sorprendió a muchos e inmediatamente generó una cadena de reacciones entre el resto de aspirantes a la jefatura del Estado.

‘Esta tarde, el presidente de la República ha admitido, con lucidez, que su fracaso patente le ha impedido ir más allá. Estos cinco años representan el desmadre político y la decadencia del poder', dijo en una declaración el conservador François Fillon.

Para la ultraderechista Marine Le Pen, del Frente Nacional (FN), fue ‘una decisión sabia e inevitable'.

‘Esto dice mucho del estado de decrepitud de la vida política francesa. En dos semanas, ya no tenemos a (Nicolas) Sarkozy, (Alain) Juppé y Hollande. Es una buena noticia, pero hay que ir más lejos', manifestó Le Pen en una entrevista a Europe .