Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Mundo

Norirlandeses, con plazo abierto para formar Gobierno

Los partidos norirlandeses recibieron más tiempo para seguir negociando la formación de un Gobierno de poder compartido

Norirlandeses, con plazo abierto para formar Gobierno
El grupo nacionalista pide demasiadas exigencias, cuestiona la primera ministra Theresa May.

Los partidos norirlandeses recibieron más tiempo para seguir negociando la formación de un Gobierno de poder compartido, a pesar de que Londres advirtió de que la parálisis política no puede ‘continuar indefinidamente'.

El ministro británico para Irlanda del Norte, James Brokenshire, evitó este lunes fijar otra fecha límite a las formaciones políticas, tras constatar, dijo, que se han ‘efectuado progresos' en los últimos días y que las partes pueden lograr un acuerdo ‘tan pronto como esta semana'.

Los partidos ya superaron el pasado jueves el plazo impuesto por Londres -el cuarto en seis meses- y, a pesar de que apuraron también sin éxito otra prórroga durante el fin de semana, Brokenshire ve cercana la restauración del Ejecutivo autónomo de poder compartido entre protestantes y católicos.

Con la concesión de más tiempo, el ministro escogió ayer la opción más conciliadora, pues podía haber convocado otras elecciones autonómicas, cuatro meses después de las de marzo, o suspender temporalmente la autonomía para gobernarla directamente desde Londres.

‘Este vacío no puede continuar durante mucho más tiempo', indicó Brokenshire ante el Parlamento de Westminster, donde advirtió, no obstante, de que la posibilidad de la suspensión de la autonomía sigue sobre la mesa si no hay acuerdo.

‘Todavía no hemos llegado a ese punto, pero puede llegar y el hecho de que no haya un presupuesto formal (para la región) no puede continuar indefinidamente', señaló Brokenshire, quien explicó que, en ese caso, Londres deberá tomar el control de las finanzas norirlandesas, entre otras competencias.

La primera ministra británica Theresa May acusa a los nacionalistas de entorpecer las negociaciones con demasiadas demandas.