Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Mundo

El conflicto sirio, marcado por nuevos escenarios y alianzas

La fuerza militar que EE.UU. prepara en el norte de Siria ha enfurecido a uno de sus aliados, Turquía. Las zonas de conflicto son Manbiy y Afrin, dominadas por milicias cercanas al Partido de Trabajadores de Kurdistán

Un abrazo entre Bashar al-Asad y Vladimir Putin fue el gesto simbólico que culminaba una extensa campaña militar contra los últimos reductos del Estado Islámico en los territorios controlados por el gobierno sirio. Tras esta victoria, Damasco se ha propuesto para este año el objetivo de eliminar la presencia estadounidense en todo el país.

CONFLICTO

Turquía busca eliminar la presencia terrorista en la región de Afrin

Durante la mayor parte de la guerra civil siria el gobierno turco de Erdogan ha sido uno de los opositores más fuertes de Asad, uniéndose a EE.UU. para apoyar a las facciones rebeldes.

Mas recientemente Ankara ha colaborado con los dos mayores aliados de Asad (Irán y Rusia), para reducir los combates entre las agrupaciones rebeldes sirias y el régimen de Asad.

A pesar de ello las relaciones entre Damasco y Ankara se mantienen tensas. El gobierno sirio ha advertido destruirá cualquier avión sirio que viole su espacio aéreo. Damasco asegura que considerará ‘un acto de agresión' si Ankara ataca Afrin.

Washington y sus aliados en Siria, la milicias kurdosirias, están creando una nueva fuerza que se desplegará en las zonas fronterizas con Turquía e Irak. El plan de Estados Unidos (EE.UU.) es formar una ejército de unos 30 mil combatientes para 2018, reporta la agencia Efe .

No obstante, esta movida ha provocado la ira de Turquía que considera a las milicias kurdas como un grupo terrorista, debido a sus estrechos vínculos con las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), considerada como el brazo armado del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).

A inicios de esta semana la artillería turca atacó la región de Afrin bajo el control de las milicias kurdas, ofensiva que se repitió el viernes.

Por su parte, las milicias kurdosirias denominadas como Fuerzas de Siria Democrática (FSD), respondieron abriendo fuego contra posiciones turcas.

También se registraron combates entre las YPG y facciones rebeldes respaldadas por Turquía en Afrin.

Estas son solo las primeras escaramuzas y un efecto de las amenazas del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, para una ofensiva militar sobre las regiones sirias de Afrin y Manbiy.

¿DISTANCIAMIENTO DE EE.UU.?

El 17 de mayo de 2017 el Subsecretario Adjunto del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que la alianza entre Washington y las milicias kurdosirias terminaría con la derrota del EI, informa la cadena turca TRT World .

Más tarde, en el mes de junio, el secretario de defensa James Mattis repitió esta afirmación durante una reunión con miembros del gobierno turco en Bruselas.

En diciembre el EI estaba prácticamente derrotado, el último centro urbano bajo su control fue recuperado por el ejército sirio con apoyo aéreo ruso.

A pesar de ello Washington ha reforzado su apoyo a las milicias kurdosirias donando unos cuatro mil camiones cargados de armamento, incluidas armas de defensa aérea, señala TRT World .

Para Turquía esto significaría que EE.UU. mantendría su apoyo sobre las milicias kurdosirias de manera indefinida, algo que confirmó el Secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

De acuerdo a Tillerson esto es para evitar el rebrote del EI, recordando que en 2011 una salida prematura de Irak permitió a la agrupación terrorista Al Qaeda ‘sobrevivir y eventualmente convertirse en Estado Islámico'.

A su vez, Tillerson agrega que se busca impedir que Irán fortalezca su presencia en Siria, ‘como país desestabilizado y fronterizo con Israel, Siria representa una oportunidad que Irán está muy dispuesto a explotar'.

APOYO DEL KREMLIN

Ankara necesita el permiso de Rusia si quiere emplear apoyo aéreo en su ofensiva sobre Afrin, pues allí se han desplegado tropas rusas.

El jueves el Jefe del Estado Mayor de Turquía, Hulusi Akar, estuvo de visita en Moscú para abrir esta posibilidad, según un reporte de la agencia Reuters .

El ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, considera que los rusos no se opondrían a la operación militar emprendida por Ankara en Afrin.

‘Estamos debatiendo con Rusia e Irán sobre el uso del espacio aéreo. Necesitamos coordinar esto para una posible intervención aérea. Hay que gestionarlo bien para prevenir accidentes', agregó Çavusoglu, en declaraciones recogidas por el canal CNNTürk .

‘Rusia podría aprobar una operación militar turca limitada. Sin importar lo que pase, lo más importante será la conclusión de tal ofensiva', dijo Kerim Has, profesor de la Universidad Estatal de Moscú, a la agencia Xinhua .

¿UN ALIADO INESPERADO?

Durante la mayor parte de la guerra civil siria el gobierno turco de Erdogan ha sido uno de los opositores más fuertes de Asad, uniéndose a EE.UU. para apoyar a las facciones rebeldes.

Además, Turquía fue uno de los primeros países en reconocer a la oposición siria en el exilio como el gobierno legítimo de esta país, la llamada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y Revolución Siria.

Pero más recientemente Ankara ha colaborado con los dos mayores aliados de Asad ( Irán y Rusia), para reducir los combates entre las agrupaciones rebeldes sirias y el régimen de Asad.

Mientras tanto, Ankara ha enfocado su atención en los kurdos a los que consideran la principal amenaza a la seguridad de su país.

Putin, Erdogan y el presidente iraní, Hasan Rohani, se reunieron el año pasado en la ciudad rusa de Sochi y cuyo fin fue definir las estrategias con las que se busca poner fin al conflicto civil en Siria.

ADVERTENCIAS DE DAMASCO

A pesar de ello las relaciones entre Damasco y Ankara se mantienen tensas. El gobierno sirio ha advertido que destruirá cualquier avión sirio que viole su espacio aéreo.

‘La Fuerza Aérea de Siria ha recuperado por completo su capacidad y está lista para destruir los objetivos aéreo turcos en el cielo de la República Árabe de Siria', manifestó el viceministro sirio de Exteriores, Faisal Miqdad, en declaración recogida por la agencia siria SANA .

El viceministro sirio de Exteriores manifestó, además, su esperanza de que Turquía escuche ‘bien' y que quede claro que ‘Afrin, en particular, y la región del norte y el noreste de la República Árabe de Siria ha sido siempre territorio árabe sirio y siempre lo será'.

Damasco asegura que considerará ‘un acto de agresión' si Ankara emprende dicha acción militar.