Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Mundo

El líder de oposición en Kenia se autoproclama "presidente del pueblo"

Odinga juró con la Biblia en mano ante un diputado de su partido y un abogado de confianza, y empleó la fórmula de "presidente del pueblo"

El líder de oposición en Kenia se autoproclama
El líder de la oposición de Kenia, Raila Odinga.

El líder de la oposición de Kenia, Raila Odinga, se autoproclamó hoy "presidente del pueblo" tras no reconocer la victoria electoral de su rival, el jefe de Estado Uhuru Kenyatta, y a pesar de las advertencias de la Fiscalía de que podría incurrir en un delito de alta traición.

Odinga juró con la Biblia en la mano ante un diputado de su partido y un abogado de confianza, y empleó para ello la fórmula de "presidente del pueblo", un cargo no reconocido por la Constitución, pese a que ayer su formación había adelantado que juraría como presidente de la República.

En su cuenta oficial de Twitter, sin embargo, se anuncia como "presidente de la República de Kenia", lo que podría incurrir en un delito de alta traición penado con la muerte, si bien el país no ejecuta a ningún preso desde 1987.

Apenas unas horas después de la ceremonia, el Gobierno reaccionó declarando "organización criminal" al Movimiento de Resistencia Nacional, fundado por el partido de Odinga para protestar contra Kenyatta.

La proclamación comenzó con seis horas de retraso en el céntrico parque Uhuru de la capital, Nairobi, donde decenas de miles de personas esperaron a su líder en un ambiente festivo en el que predominaba el color naranja, identificativo de la formación de Odinga.

Finalmente apareció, pero de forma muy breve y sin el que hoy debía jurar como su vicepresidente, Kalonzo Musyoka.

El número dos de la oposición compareció por la mañana para protestar por el apagón por parte del Gobierno de varios canales de televisión que cubrían en directo el acto, y anunció que mantendría una reunión con otros líderes de la formación para decidir sobre el camino a seguir de cara a la investidura.

Sin embargo, cuando dejó su residencia para dirigirse a la reunión, colocó un coche escoba para evitar que los periodistas le persiguieran, por lo que su paradero se desconoce en el momento.

Tampoco estuvieron junto a Odinga dos de los dirigentes más destacados de su coalición -la Súper Alianza Nacional (NASA, siglas en inglés)- como Moses Wetangula o Musalia Mudavadi.

En un comunicado emitido posteriormente, los tres compañeros de Odinga al frente de la NASA aseguraron que la coalición sigue unida y achacaron su ausencia a "circunstancias" que escapan a su "control y comprensión".

También sorprendió la falta de presencia de fuerzas de seguridad en el parque, más aún después de que medios locales especulasen con que la Policía traería refuerzos de otros condados para impedir el acceso al recinto.

"Es el presidente legítimo", "es nuestro presidente", "no está corrupto" o "hoy era el gran día", fueron algunas de las frases más repetidas entre el público mientras esperaba la comparecencia del líder opositor.

Tras haber pospuesto la ceremonia dos veces, Odinga, de 73 años, juró ser "fiel y leal al pueblo y a la República de Kenia" en un nuevo capítulo del pulso político que mantiene con Kenyatta desde las elecciones de agosto de 2017, cuyo resultado fue anulado por el Tribunal Supremo tras un recurso presentado por la NASA.

La coalición ha utilizado unos supuestos resultados de los comicios de agosto para defender esta investidura alternativa, ya que asegura que los oficiales (que dieron la victoria a Kenyatta con un 54 % de los sufragios) fueron un fraude, y que en realidad Odinga obtuvo 8,1 millones de votos por los 7,8 de Kenyatta.

El Supremo ordenó que se repitieran las presidenciales a finales de octubre pero la oposición decidió no presentarse. por lo que Kenyatta (en el cargo desde 2013) obtuvo más del 98 % de los votos y fue investido un mes más tarde, aunque la NASA no le ha reconocido como legítimo jefe de Estado en ningún momento.