La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Mundo

Anna Gabriel, líder de partido independentista catalán, huye de la Justicia

La exdiputada tenía que declarar ante el juez Larena por un posible delito de rebelión en el proceso independentista

Anna Gabriel, líder de partido independentista catalán, huye de la Justicia

La dirigente de la CUP Anna Gabriel ha decidido quedarse en Suiza y no ir a Madrid, en donde tenía que declarar ante el Tribunal Supremo por el proceso independentista en Cataluña, al considerar que no iba a tener un "juicio justo" en España.

"No iré a Madrid", asegura Gabriel, dirigente de la CUP (radicales independentistas de izquierda) en una entrevista en la edición en papel del diario suizo Les Temps, en la que añade que en Suiza podrá proteger mejor sus derechos.

"Estoy siendo perseguida por mi actividad política y la prensa gubernamental me ha declarado ya culpable", señala la exdiputada de la CUP en la entrevista, en la que sostiene que, "como no tendré un proceso justo en mi país, busco un país que puede proteger mis derechos".

"Comprendí que tenía que irme. No soy la única a la que espera la prisión; todo el gobierno (catalán) está amenazado", indica.

Gabriel critica recientes filtraciones en los medios de comunicación españoles de un informe de la Guardia Civil en el que se la describe, según ella, como una "activista feroz".

La exdiputada tenía que declarar ante el juez Larena por un posible delito de rebelión en el proceso independentista, a raíz del comité estratégico que dirigió las acciones contempladas en el documento "Enfocats", considerado la hoja de ruta de la independencia.

Gabriel rechaza enérgicamente estas acusaciones: "Siempre he hecho campaña a favor del referéndum, pero pacíficamente. La cuestión de Cataluña debería poder resolverse políticamente, pero las autoridades españolas quieren acallar el independentismo a través de la represión", añade.

La dirigente de la CUP denuncia en "Le Temps" el ambiente "tenso como nunca" en Barcelona, y sostiene que el Gobierno español "no hace nada para garantizar nuestra seguridad frente a la violencia de los fascistas".

Por no ir a declarar ante el Supremo, Gabriel se arriesga a ser objeto de una orden de extradición u comisión rogatoria, pero su abogado en suiza, Oliver Peter, considera la amenaza de una extradición poco probable a la vista de que España retiró su solicitud en el caso del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Puigdemont permanece en Bélgica huido de la Justicia española, que lo investiga por delitos de rebelión y sedición, entre otros, por promover el proceso independentista y, aunque en un principio la Justicia española emitió una orden europea de detención, ésta fue retirada posteriormente.

La CUP tenía diez escaños en el anterior parlamento catalán y fue clave en el proceso independentista, aunque en las últimas elecciones ese número quedó reducido a cuatro.

Según el abogado de Gabriel, su cliente no tendría un proceso justo en España, ya que los miembros del tribunal en Madrid "son cercanos al poder y no ofrecen ninguna garantía de independencia ni de imparcialidad".

"Mi cliente está siendo perseguida por motivos políticos, lo que convierte una solicitud de extradición en ilícita", opina el abogado.