La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Mundo

Explotación y esclavitud, flagelos que no se acaban

Miles de personas del primer y tercer mundo aún se ven afectadas por pesadas condiciones laborales. Mientras sus empleadores se enriquecen, a su vez, muchos de estos casos devienen en trabajo forzado

Cuando pensamos en la abolición de la esclativud, seguramente nos imaginamos mafias malvadas o bandas criminales que se dedican a la trata de personas, la explotación sexual, el trabajo infantil, entre otros, mas no se nos ocurre que inocentes compañías como Amazon, Walmart o Nestlé estén involucradas en cuestiones escabrosas.

De acuerdo con un reportaje del New York Times , Amazon habría patentado una pulsera electrónica que enviarían vibraciones a la muñeca de los trabajadores de sus almacenes si consideraba que estos no hacían un buen trabajo.

Aunque la medida suena como una distopía, no es la primera vez que esta empresa es acusada de mantener pesadas condiciones de trabajo.

En Escocia, por ejemplo, la compañía estadounidense fue acusada de penalizar los días que un trabajador falta por estar enfermo y que algunos de sus trabajadores se vieran obligados a acampar cerca de sus almacenes para ahorrarse el viaje al trabajo, informa The Guardian .

Algunos medios han informado además que Amazon ha medido el tiempo que sus trabajadores utilizan el baño.

A pesar de ello, Amazon ha señalado que estas acusaciones son falsas, según un artículo de The Verge. Aunque, según un sondeo en el que entrevistaron a empleados de Amazon, realizado por la comunidad Organise, el 74% afirmó evitar usar el baño por miedo a no cumplir con su cuota diaria.

Cumplir con la cuota es la principal presión que tienen los empleados, pues de lo contrario temen ser despedidos.

Por otro lado, Amazon emitió un comunicado en el que niega la especulación en torno a la función del brazalete.

‘La especulación de esta patente está equivocada. Todos los días, en empresas de todo el mundo, los empleados usan escáneres de mano para verificar el inventario y cumplir con los pedidos(...). Al mover el equipo a las muñecas de los asociados, podíamos liberar sus manos de los escáneres y sus ojos de las pantallas de las computadoras', explica un reciente comunicado de la empresa.

A lo anterior se puede agregar, según indica Business Insider , que Amazon no paga casi ningún impuesto federal.

Con todo, el 74% de los 19,439 empleados de Amazon registrados en Glassdoor han señalado que recomendarían la compañía a sus amigos y en 2018 obtuvo una puntuación de 3.8 de 5.

Con todas sus tonalidades de grices, Amazon no es la única empresa que figura en esta lista. Otro ejemplo es el gigante Walmart.

En un reportaje de Bloomberg , se señala que esta última compañía contrató un servicio de recopilación de inteligencia de Lockheed Martin.

El objetivo de esta medida consistía en vigilar a sus empleados para evitar que su millonario negocio, con más de cuatro mil tiendas en todo Estados Unidos, se viera afectado por la aparición de gremios de trabajadores.

Aunque esta trama fue revelada, la compañía no ha abandonado sus métodos de vigilancia, como señala un reportaje de BuzzFeed. En este se expone que Walmart ganó una patente para un sistema de vigilancia que mide el rendimiento de sus trabajadores.

DE LA EXPLOTACIÓN A LA ESCLAVITUD

Tanto dentro como en la periferia hay abuso laboral, pero en el segundo caso las condiciones pueden ser peores que un sistema de vigilancia o contar los minutos que uno demora en el baño.

Así sucede con las cadenas de suministro de Nestlé en países del tercer mundo. Esta empresa fue señalada en años anteriores por una investigación que revelaba que sus cadenas de suministro en Tailandia tenían pésimas condiciones laborales.

La compañía admitió los señalamientos tras una investigación en la que se reveló que la industria pesquera de Tailandia estaba plagada de trabajo forzado y tráfico humano, informaba The Guardian .

Si fuese el único caso en su historial uno podría tener consideraciones, pero Nestlé también ha sido demandada por no revelar que sus marcas de chocolate utilizan cacao obtenido de trabajo infantil en Costa de Marfil.

IMPORTACIÓN

Los países del G20 importaron millones de dólares de productos manufacturados en condiciones de esclavitud

En el caso de Estados Unidos el valor de la exportación fue de $144 mil millones, convirtiendo a este país en el mayor importador de productos hechos por lo que podría llamarse esclavos modernos.

En 2011 una carta escrita por nueve sociólogos chinos hacía un llamado a mejorar las condiciones laborales en su país. La carta se emitió luego de que en 2010 siete trabajadores de la compañía Foxcoon, que fabricaban iPhones, se quitaron la vida a causa de las condiciones laborales. Ese mismo año hubo otros 18 intentos más.

En estas fábricas, los empleados deben ensamblar un aproximado de 600 a 700 iPhones diarios y siempre bajo la vigilancia de sus superiores, expone The Guardian .

Foxcoon es una compañía que se dedica a la manufactura de aparatos electrónicos como los iPhones, entre otros, y es a su vez uno de los mayores empleadores en China, con 1.3 millones de trabajadores.

No son casos aislados, según el Global Slavery Index (GSI) de 2018 los países del G20 (las 20 naciones más ricas) importan millones de dólares en productos que fueron manufacturados en condiciones de esclavitud.

En el caso de Estados Unidos, el valor de la importación fue de $144 mil millones, convirtiéndolo en el mayor importador de productos hechos por esclavos modernos. Una ironía, al tratarse de un país que se jacta de haber abolido la esclavitud siglos atrás.

A pesar de que en 2017 los países del G20 prometieron acciones en contra de estas cadenas de suministros, en las que participan megacompañías como la inocente Nestlé, al menos doce de estos países no tomaron ninguna acción para detener esto.

Estas terribles condiciones de trabajo no solo se encuentran en el tercer mundo, el reporte de GSI encontró que en Reino Unido, país de primer mundo, se estima que viven 136,000 personas en condición de esclavos.

Trabajo forzado en Venezuela

Venezuela es, junto a Haití, el país con una mayor incidencia de la esclavitud moderna en Latinoamérica, según un informe publicado por la fundación Walk Free y que ha presentado en Naciones Unidas.

Este Índice Global de Esclavitud 2018 estima que unas 174,000 personas sufren esa situación en territorio venezolano, una tasa de 5.6 por cada mil habitantes.

Esa proporción es similar a la de Haití, donde unas 59,000 personas serían víctimas, y se sitúa claramente por encima de la de otros países de la región.

Tras Venezuela y Haití, la República Dominicana, Cuba y Honduras son los países de América con un mayor problema de esclavitud moderna.

En cifras absolutas, el mayor número de víctimas se da en México, donde Walk Free calcula que unas 341,000 personas (2.7 por cada mil) sufren esa situación.

En total, la organización estima que casi dos millones de personas en la región de las Américas estaban en 2016 en situación de esclavitud, principalmente siendo forzados a trabajar.

Algo más de un tercio lo harían atrapados por deudas, según explican los autores del informe.

Aunque el documento no lo especifica, los expertos consideran probable que la crisis en Venezuela esté haciendo aumentar de forma considerable el número de personas en riesgo, sobre todo dada la inseguridad alimentaria y el flujo de refugiados hacia otros países.