Temas Especiales

09 de May de 2021

Mundo

Socialistas españoles reconocen modelo democrático de Marruecos

Los marroquíes han consolidando una monarquía constitucional, social y parlamentaria con mayores espacios democráticos

La presencia en el palacio de Marchane, en Tánger, del expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y su excanciller Miguel Ángel Moratinos, representó el firme respaldo de los socialistas españoles al proceso de modernización y democratización del reino de Marruecos y su monarca Mohamed VI, con motivo del décimo noveno aniversario de su entronización.

Rodríguez Zapatero y Moratinos, prominentes figuras del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), además de saludar al jefe de Estado marroquí en la Fiesta del Trono, considerada la más importante celebración nacional, ultimaron los detalles del próximo viaje oficial del actual presidente del gobierno, Pedro Sánchez, a Rabat.

Cuando Sánchez, secretario general del PSOE, llegó al poder a mediados de junio, su equipo de política exterior intentó que su primer viaje oficial fuera a Marruecos, como es tradición por su carácter de socio estratégico, pero en ese momento Mohamed VI estaba fuera del país.

Sánchez podría visitar Rabat antes de su viaje por América Latina entre el 27 y el 31 de agosto, que lo llevará a Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica. O inmediatamente después de su periplo latinoamericano.

En una entrevista con la televisión pública marroquí Medi 1 , Rodríguez Zapatero hizo un balance elogioso del reinado de Mohamed VI. El expresidente español describió a Marruecos como ‘el reino de la modernización y de la democratización'. A su salida de la Fiesta del Trono reiteró ante los periodistas que la relación ‘positiva' que une España con Marruecos se consolidará aún más con la llegada de Sánchez al gobierno.

De acuerdo a Moratinos, citado por el diario español El Confidencial , durante una reunión de 45 minutos con Mohamed VI, antes de la ceremonia real, ‘se le trasladó la confianza que podía depositar en los dirigentes socialistas que ejercen el poder' en España.

Europa Press informó que el hecho de que el expresidente y el exministro español estuvieran invitados a la Fiesta del Trono y, sobre todo, que fueran recibidos en audiencia, supone un reconocimiento a su labor en el gobierno socialista en favor de las relaciones entre los dos países y un gesto de afecto por parte del monarca alauí.

Recientemente, el gobierno español pidió a la Comisión Europea ayuda para Marruecos, fundamentalmente equipamiento como helicópteros, lanchas o escáneres para hacer frente a la inmigración ilegal.

El rey Mohammed VI, acompañado del príncipe heredero Moulay El Hassan, y de su hermano el príncipe Moulay Rachid, presidió la fiesta en su honor en la norteña ciudad de Tánger, la más cercana a las costas europeas.

Al inicio de la ceremonia, el monarca escuchó la interpretación del himno nacional, mientras se disparaban 21 salvas de cañón. Seguidamente fue saludado por un millar de personalidades marroquíes y extranjeras invitadas a presentar sus felicitaciones al soberano.

NUEVO PACTO SOCIAL

En un mensaje a la Nación, en la víspera, Mohamed VI planteó que ‘los asuntos de los ciudadanos no admiten postergación ni demora'. Demandó abocar el esfuerzo colectivo a la planificación y coordinación entre las distintas instituciones y actores, particularmente el Gobierno y los partidos que lo componen.

Para lograrlo los partidos políticos deben renovar los estilos y mecanismos de su funcionamiento. ‘Es de esperar que estén en sintonía permanente con las reivindicaciones de los ciudadanos, interactuando inmediatamente con los acontecimientos y desarrollos que acaecen en la sociedad, anticipándose a los mismos, en lugar de dejar que se agraven, como si fueran asuntos que no les conciernen', afirmó.

La profunda reforma constitucional impulsada por Mohamed VI en el 2011 garantizó una mayor democracia, respeto a los derechos humanos e independencia de los poderes del Estado. Marruecos está consolidando una monarquía constitucional, social y parlamentaria con mayores espacios democráticos, similar a la de España.

El monarca marroquí invitó a los diferentes actores sociales a demostrar responsabilidad y consenso para alcanzar un pacto social equilibrado y sostenible, que garantice la competitividad empresarial y favorezca el poder adquisitivo de los trabajadores, tanto en el sector público como privado.

Mohamed VI apeló en su mensaje ‘a realizar todos los sacrificios necesarios para conservar la unidad y estabilidad de la nación', en referencia a las provincias del Sur en el Sahara, que son, por legítimo derecho, parte del territorio marroquí.

El monarca aseguró que ‘los marroquíes libres' no van a permitir que ‘negativistas, nihilistas y otros mercaderes de ilusiones' atenten contra la seguridad y estabilidad del país aprovechándose de ‘algunas disfunciones' en el manejo del Estado.

Actualmente una coalición de cinco fuerzas políticas mantiene como primer ministro a Saadedin al Otmani, líder de los islamistas moderados del Partido de la Justicia y el Desarrollo.

En su mensaje a la Nación, Mohamed VI respaldó la creación de una profunda reforma educativa destinada a combatir la deserción escolar, con un mejor aprovechamiento de los fondos destinados a la educación, incluyendo transporte escolar, comedores escolares e internados.

También propuso una amplia reforma del sistema nacional de sanidad para atender la salud de los marroquíes, un registro unificado para mejorar el rendimiento de los programas sociales, un plan social nacional de apoyo a las familias y un programa diversificado de respaldo a las pequeñas y medianas empresas, consideradas como generadoras de oportunidades de empleo productivo.

Al mismo tiempo, anunció la tercera etapa de la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, que apunta a proporcionar una mayor capacitación y especialización de la mano de obra marroquí que le permita desempeñar con idoneidad empleos de mayor complejidad tecnológica.

‘Siempre he tenido la convicción de que la mejor protección social reside en la creación de oportunidades de empleo productivo que garanticen la dignidad de las personas', dijo Mohamed VI.

AUTONOMÍA PARA EL SAHARA

Por otro lado, el Centro de Estudios del Magreb para las Américas, con sede en Argentina y presencia en otros 12 países, sostuvo que el mejor homenaje en la celebración de la Fiesta del Trono es dar a conocer en el continente americano los cambios que en los últimos 19 años se han realizado en Marruecos.

Destacó como un caso único en el mundo el modelo aplicado al tratamiento de los derechos humanos y la reconciliación nacional, la reforma constitucional de 2011 y el rol de la mujer y la familia.

A eso se suma la propuesta de autonomía regional para el Sahara marroquí, presentada en el 2007 ante el Consejo de Seguridad de la ONU, convertida en un modelo que toma como referencia los sistemas autonómicos de Alemania, Bélgica, España e Irlanda, entre otros, y otorga prerrogativas ejecutivas, legislativas, judiciales, económicas, financieras y administrativas a esa región.

La propuesta de autonomía recibió recientemente el respaldo de los congresos de Colombia y Chile, y del parlamento andino como una iniciativa realista, viable y seria para las provincias marroquíes del Sur en el Sahara.

‘Siempre he tenido la convicción de que la mejor protección social reside en la creación de oportunidades de empleo productivo que garanticen la dignidad de las personas',

MOHAMED VI

REY DE MARRUECOS