La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Sigue tensión entre India y Pakistán pese a bajar amenazas de guerra

Los vientos de guerra se alejaron temporalmente del sur de Asia, sin que esto implique rebajar tensiones entre las dos potencias nucleares

El Gobierno de Pakistán entregó el pasado viernes a la India uno de sus pilotos capturados por Islamabad, un gesto que aleja temporalmente los peligros de guerra, sin que esto signifique rebajar las tensiones entre ambos países.

En un conflicto que cumple más de 70 años, la disputa por la región de Cachemira prendió las alarmas luego del peligroso cruce de fuego entre las dos potencias nucleares.

El ‘polvorín' se incendió luego de registrarse unos bombardeos aéreos por parte de fuerzas indias sobre militantes en territorio paquistaní, como respuesta a un atentado a inicio de febrero que India atribuyó a la nación vecina.

Como respuesta, Pakistán derribó dos aviones de combate indios, lo que degeneró en la espiral militar en la frontera, dejando al menos siete muertos, según fuentes consultadas por Efe .

EQUILIBRIO MILITAR

Frente al más numeroso Ejército indio, Pakistán responde con su reserva de misiles nucleares

India cuenta con un millón de militares activos, mientras que Islamabad tiene 50 mil; lo mismo ocurre con las fuerzas mecanizadas.

En tanto, los paquistaníes tienen unas 150 ojivas nucleares frente a los indios, que poseen 140.

‘Un proyectil de mortero golpeó la casa de Mohammad Younus anoche matando a su esposa, hijo e hija', dijo este sábado a la agencia española Rahul Yadav, el comisionado del distrito fronterizo de Poonch, en Cachemira, donde ocurrió el incidente.

Según el funcionario, el padre de familia superviviente fue evacuado a un hospital de la Cachemira india y se encuentra estable.

Fuentes policiales consultadas por Efe aseguraron que el mortero impactó en la vivienda de la familia en medio de un fuego cruzado que duró varias horas entre las fuerzas de seguridad de India y Pakistán.

El Ejército paquistaní acusó a las Fuerzas Armadas de la India de la muerte de cuatro personas —dos de ellas, soldados— en la Línea de Control (LoC, frontera de facto) que divide Cachemira.

Al día siguiente, aviones de combate paquistaníes bombardeaban territorio indio sin causar bajas ni daños, lo que desembocó en un combate aéreo en el que Pakistán terminó con el derribo de los cazas indios.

Las Naciones Unidas y la mayoría de los países de la comunidad internacional pidieron a los dos países contención, mientras el Gobierno ruso ofreció su mediación.

El bombardeo indio en territorio paquistaní es el primero que ocurre desde 1971.