Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Mundo

Parlamento Universal de la Juventud presenta manifiesto

La quinta sesión plenaria internacional, a la que asistieron unos 120 jóvenes de América, Asia, África y Europa se llevó a cabo en Salamanca, España

Participantes del foro ecuménico

‘Aprender a dialogar y a tomar decisiones juntos como vía para la paz' es el hilo conductor del Manifiesto que el Parlamento Universal de la Juventud (PUJ) presentó en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) recogiendo el trabajo de tres mil jóvenes parlamentarios de 31 países, de distintas tradiciones y confesiones, en un rico ambiente multicultural gracias también a la presencia de jóvenes de nacionalidades indígenas andinas y amazónicas.

El PUJ, foro ecuménico ideado por Fernando Rielo en 1981, en esta edición ha debatido sobre ‘Paz en construcción: tomando decisiones juntos para una nueva civilización'.

Ésta era la quinta sesión plenaria internacional a la que han asistido 120 jóvenes de América, África, Asia y Europa, e incluso de las nacionalidades indígenas ecuatorianas otavalo y shuar. Es promovido por la organización internacional Juventud Idente con el apoyo de la UPSA y de la Fundación Fernando Rielo.

‘Comunión frente a individualismo, diversidad frente a uniformidad, la crisis como oportunidad y la apertura a la transcendencia' son algunas de las bases para construir una paz duradera a través de la toma de decisiones en cualquier ámbito vital, destaca el documento.

Comparando la paz con un edificio en continua construcción, los jóvenes afirman que los pilares del mismo, entre otros, son ‘la prioridad de los procesos sobre lo inmediato, la riqueza de lo diferente, el bien común y la ayuda mutua'. Todo ello como condición para que las decisiones conjuntas provengan de relaciones y diálogos en y desde la paz.

El Presidente de la Fundación Fernando Rielo y de los Misioneros-as Identes, P. Jesús Fernández, ha enviado un mensaje a los jóvenes subrayando que el progreso científico y técnico no ofrece en sí mismo la paz, aunque ésta no es posible sin aquél, pero requiere la preocupación por el otro y por el cuidado del planeta. Hay que construir vínculos humanos auténticos y, citando a Fernando Rielo, saber que el amor es el motor de la historia, de la ciencia, la familia y la paz.

Asimismo, intervino en la sesión Marta Simoncelli, coordinadora para la península ibérica de Scholas Occurentes, quien manifestó que foros como éste son la expresión máxima de una educación que incluye a la familia y a toda la sociedad, sin lo cual no es posible la paz. Elogió además que el Manifiesto del PUJ proponga construir puentes y la cultura del encuentro.

El Obispo de la Diócesis de Salamanca, Mons. Carlos López Hernández, destacó, por su parte, la profundidad del Manifiesto del PUJ pues yendo más allá de lo sociológico y de lo político ‘refleja el humanismo de la bienaventuranzas, recordando que el humanismo de Cristo es válido para todos los seres humanos'. Animó a los jóvenes a no olvidar que solo desde la paz interior, don pascual y fruto de la reconciliación que nos trae Cristo, es posible transmitir y construir la paz.