Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Mundo

Xenofobia

Todos éramos humanos, hasta que la raza nos desconectó, la religión nos separó, la política nos dividió, y el dinero nos clasificó; con ello se resume el desprecio y la intolerancia que se vive hacia China

Los coronavirus son un grupo extenso de virus comunes que forman parte de la familia Coronaviridae, que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades respiratorias más graves, como bronquitis, neumonía, MERS-CoV, SRAS-CoV, entre otros. Hasta la fecha hay 39 especies, y la más reciente es el coronavirus de Wuhan (2019-nCoV).

El virus no tiene nacionalidad, y el simple rechazo a lo que provenga de China es un error. Si comparamos lo sucedido durante la conquista española de América, los europeos no serían culpables de traer las enfermedades que casi aniquilan a la población. Todos éramos humanos, hasta que la raza nos desconectó, la religión nos separó, la política nos dividió, y el dinero nos clasificó; con ello se resume el desprecio y la intolerancia que se vive hacia China, y se explota en las redes sociales, con afirmaciones alarmistas e infundadas.

El ser humano busca mejorar su calidad de vida, pero el descrédito y la falta de solidaridad en una urgencia sanitaria, de mentes cerradas que alarman con expresiones agresivas, exacerbadas de sentimiento proteccionista para obtener un beneficio insospechado, cae en discriminación y atenta contra la convivencia pacífica. Esta fobia o comportamiento pone en desventaja y obliga a la exclusión de un grupo étnico en particular. Estigmatizar no es el camino para consolidar la democracia y el bienestar de la nación panameña, más bien conlleva a su exclusión, como sucedió al recurrirse, en el pasado, al nacionalismo para beneficio de pocos.

En Panamá, al igual que en otros lugares, se consumen especies exóticas que para unos es delicia y para otros es inmundicia. Criticar prácticas alimenticias no es la solución, sin siquiera entender la idiosincrasia de China, que sufre los embates de una enfermedad que ha separado familias, pero no la fuerza de su pueblo por superar la crisis sanitaria.

Fuera de China es una enfermedad importada. La convivencia y tolerancia deben prevalecer cuando el oscurantismo busca romper el orden de la armonía, creando conflictos innecesarios de una cultura milenaria. Hay que recordar que son más que una simple comunidad: son los herederos de la sabiduría, inventores, matemáticos, arquitectos, ingenieros y agricultores. Constructores de la Gran Muralla y el Gran Canal utilizando simples ábacos. Inventores del horno para fundir el hierro y forjarlo hasta lograr el acero. Creadores del uso del papel como vestimenta y armadura antes que para escribir. Inventores de métodos de agricultura, como la siembra de semillas en línea y el uso de instrumentos para plantarlos. De ingeniar la irrigación con el uso de una bomba de agua con cadenas. De tecnologías utilizadas 3,500 años antes de su introducción en Europa. Eso son.