Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Mundo

¿Qué significa que el Covid­19 sea pandemia?

El mundo entró en una fase en la lucha contra el Covid-19, la primera pandemia por un coronavirus, pero no la primera vez que la humidad enfrenta una enfermedad global

El brote del nuevo coronavirus (Covid-19), que ya afecta unos 123 países y ha contagiado al menos a 132,536 personas, de las cuales 4,947 han fallecido, mantiene a la comunidad internacional entre la alarma y la incertidumbre ante un escenario considerado grave, que no es el primero en la larga lista de sucesos pandémicos que ha enfrentado la humanidad.

Trabajadores de la Cruz Blanca en Génova, Italia, se preparan con ropa de seguridad y mascarillas para recoger a sospechosos de contagio, el 13 de marzo.Luca Zennaro | EFE

Desde que se conocieran los primeros casos en la ciudad china de Wuhan, el Covid-19 hizo saltar las alertas en la Organización Mundial de la Salud (OMS) al ser un virus nuevo, con una rápida propagación, y para el cual aún no se cuenta con cura ni vacuna.

Si bien en China la situación ya parecer estar controlada, en el mundo los casos se han multiplicado por 13, siendo ahora Europa y Estados Unidos los principales centros de expansión del virus.

Frente a esto, esta semana la OMS declaró pandemia global el virus, lo que significa que existe una propagación mundial de una enfermedad; esto se traduce en la presencia del mal en varios continentes y que afecta a un gran número de personas al mismo tiempo. Aunque el organismo ya ha calificado otras situaciones como pandemia, esta es la primera vez que ocurre debido a un coronavirus.

Con este llamado el ente sanitario de la ONU establece una alerta al máximo nivel para que las autoridades y el gobierno tomen en serio la situación. Es decir, que los países deben ampliar de manera urgente sus mecanismos de respuesta frente a la crisis en temas logísticos y sanitarios; enfocar los esfuerzos en detectar, aislar y rastrear a las personas que ya están contagiadas; al tiempo que deben realizarse fuertes campañas de concienciación entre toda la población para contener el virus.

La declaración de pandemia no implica que el virus sea más o menos grave, simplemente refleja la velocidad con la que se propaga y su extensión en el mundo.

Para el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, si bien la crisis es un “terreno inexplorado” para el mundo, esto no significa que no pueda tomarse el control y contenerse.

“Esta es una pandemia controlable, pero aquellos países que decidan abandonar las medidas fundamentales de salud pública, podrían encontrarse con un problema mayor, con mayor coste para su sistema sanitario”, subrayó este viernes Tedros.

Lo que si puntualizó el médico y jefe del organismo es que el llamado debe ser atendido a tiempo por los gobiernos; es algo que “no se puede tomar a la ligera”.

“Pese a nuestras frecuentes advertencias, estamos profundamente preocupados por el hecho de que algunos países no estén afrontando esta amenaza con el nivel de compromiso político necesario para controlarlo”, puntualizó Tedros sin precisar qué países serían los que no estarían cumpliendo con las medidas.

Pandemias en la historia

Existen registros de más de 2,000 años de brotes infecciosos que han acabado con millones de vidas, con lo cual el mundo no está expuesto a un fenómeno reciente; de hecho, esa es la segunda pandemia en el corto siglo XXI. La primera fue la del SARS en 2002.

Quizás una de las pandemias más mortales registradas es la del virus de la viruela; son históricos los brotes ocurridos en el siglo XVIII, teniendo un efecto devastador en Europa con millones de muertos. Fue precisamente este virus el que se propagó en América durante la conquista, causando un colapso demográfico entre los indígenas y facilitando el genocidio europeo contra los pueblos originarios. En la actualidad existen vacunas contra la enfermedad, considerada erradicada desde la década de 1980.

Otras enfermedades antiguas como el sarampión, la peste bubónica o el cólera, que en su momento llegaron a ser pandemias y que causaron millones de muertos durante los siglos XIX y XX, también han sido erradicadas y controladas; con excepción de algunos brotes esporádicos como el del cólera ocurrido en Haití tras el terremoto de 2010.

Más reciente está la conocida como “gripe española” de 1918, desatada poco después de acabar la Primera Guerra Mundial y que causó entre 20 millones y 50 millones de fallecidos.

Pese a que los primeros casos tuvieron lugar en Europa y Estados Unidos, esta fue catalogada de “española” dado que la censura de los países occidentales por la guerra no permitió difundir las noticias, no así en España que era un país neutral y donde la prensa sí reportó sobre la enfermedad.

Otra pandemia moderna que actualmente tiene mucho menos cobertura mediática es el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que hasta la fecha ha matado más de 25 millones de personas, sin que hoy se tenga una cura, y con alarmante aumento en Panamá.

Detectado por primera vez en 1981, hoy es la quinta pandemia más importante según datos oficiales de la ONU.

Otras pandemias relevantes en el siglo XXI han sido la gripe aviar (H5N1) en 2005, la gripe A (H1N1) de 2009 y el MERS-CoV de 2012 a 2015.