Temas Especiales

13 de Jun de 2021

Mundo

El conflicto israelí-palestino se intensifica; EEUU intenta mediar

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, se reunió con Hady Amr, enviado de EEUU y presente en la región desde hace dos días para intentar contener la escalada con Gaza, que ayer entró en su séptimo día mientras sigue el intercambio de fuego entre las milicias palestinas e Israel.

Una nueva madrugada (domingo) de bombardeos israelíes sobre Gaza aumentó al menos a 174 la cifra de muertos en la franja palestina desde el comienzo de la actual escalada bélica, que alcanzó ayer su séptima jornada, informó el Ministerio de Sanidad del enclave costero.

Un palestino lleva el cuerpo sin vida de su hija tras sacarlo de entre los escombros de un edificio destruido en un ataque aéreo en ciudad de Gaza.EFE

Del total de muertos, 47 son menores y 29 mujeres, mientras que el número de heridos en Gaza se elevó ayer a 1,200.

Los ataques israelíes consistieron en 50 bombardeos en menos de 15 minutos e incluyeron la destrucción de la residencia familiar del líder del movimiento islamista Hamás, Yahya Sinwar, que sin embargo no se encontraba en su vivienda.

Según testigos presenciales en Gaza, la ola de ataques israelíes de esta madrugada fue la mayor desde el comienzo de la actual escalada e incluyó entre sus objetivos a edificios civiles.

Los testigos afirmaron además que cinco edificios fueron impactados en la Ciudad de Gaza sin previo aviso, causando la muerte de al menos cinco civiles, incluidos tres niños, que se encontraban dentro y cuyos fallecimientos fueron confirmados por un portavoz de Sanidad.

El Ejército israelí explicó que entre los objetivos atacados esta madrugada se incluyó, además de la residencia del líder de Hamás, la vivienda familiar de su hermano, Mohamad Sinwar, que fue evacuada antes del ataque.

Estos bombardeos israelíes se produjeron en simultáneo con el lanzamiento de cohetes desde Gaza, que no cesó durante la noche, en la que, según un portavoz militar israelí, se registraron más de 130 disparos.

Por otra parte, los ataques siguieron a una fuerte ola de cohetes lanzada esta madrugada (domingo) hacia Tel Aviv, que había sido anunciada previamente por el líder del brazo armado de Hamás, Mohamad Deif, y que se extendió a múltiples ciudades del centro de Israel.

Según el Ejército israelí, estos disparos elevaron a cerca de 2.900 los proyectiles lanzados desde el comienzo de la actual escalada bélica, de los cuales unos 450 cayeron dentro del enclave y unos 1.150 fueron interceptados por el sistema antimisiles israelí, Cúpula de Hierro.

Los disparos han dejado ya un saldo de 10 muertos en Israel, ocho de ellos por impactos de cohetes y dos por caídas mientras corrían a los refugios antiaéreos. La cifra de israelíes heridos se sitúa en torno a los 270.

Egipto abre su frontera

Las autoridades egipcias decidieron abrir este domingo el paso de Rafah, que conecta la Franja de Gaza con el Sinaí egipcio, de manera "excepcional" para trasladar a los palestinos heridos a hospitales de Egipto en ambulancia, informó a Efe una fuente diplomática palestina.

La fuente, que pidió no ser identificada, señaló que esta decisión es "un acto de solidaridad con el pueblo palestino, que está sufriendo la brutal agresión israelí" y que permitirá la entrada y salida de ambulancias de la Franja de Gaza para que los heridos en el enclave puedan recibir atención médica.

EEUU

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, se reunió ayer con Hady Amr, enviado del presidente de EE.UU., Joe Biden, y presente en la región desde hace dos días para intentar contener la escalada con Gaza,

En un encuentro del que no se concretaron detalles sobre avances hacia una posible tregua, Gantz afirmó que “el objetivo de la actual campaña militar es restaurar la tranquilidad a largo plazo en las fronteras de Israel" y devolver "la seguridad a sus ciudadanos”.