02 de Dic de 2021

Mundo

HRW denuncia que los talibanes continúan su represión contra los medios

Para la directora asociada de HRW para Asia, Patricia Gossman, "las nuevas regulaciones de los talibanes sobre los medios de comunicación y las amenazas contra los periodistas reflejan unos renovados esfuerzos para silenciar todas las críticas al gobierno talibán"

Imagen de archivo de periodistas afganos se reúnen alrededor de la tumba de su compañero asesinado en Kandahar
Imagen de archivo de periodistas afganos se reúnen alrededor de la tumba de su compañero asesinado en KandaharEFE

La organización Human Rights Wacht (HRW) denunció este lunes que los talibanes continúan en Afganistán su campaña de represión contra los medios de información "amenazando a periodistas e imponiendo a los medios pautas estrictas que perjudican especialmente a las mujeres".

"Agentes de los servicios de inteligencia de los talibanes han amenazado de muerte a periodistas que han criticado a funcionarios talibanes y han exigido a los periodistas que presenten todas las noticias para su aprobación antes de ser publicadas", asegura un comunicado de HRW difundido hoy en Nueva York en reacción a las "recomendaciones" emitidas ayer por el Ministerio afgano para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio.

Para la directora asociada de HRW para Asia, Patricia Gossman, "las nuevas regulaciones de los talibanes sobre los medios de comunicación y las amenazas contra los periodistas reflejan unos renovados esfuerzos para silenciar todas las críticas al gobierno talibán".

Citada en el comunicado, Gossman calificó de "devastadora" la "desaparición de cualquier espacio para la disidencia y el agravamiento de las restricciones para las mujeres en los medios".

El comunicado de HRW se publica un día después de que los talibanes anunciaran una serie de recomendaciones sobre las emisiones en televisión como la de evitar películas "inmorales", que estén en contra de los principios de la sharía o ley islámica o aquellas en las que aparezcan mujeres.

Además, pidieron a las periodistas que aparecen en pantalla que vistan el velo islámico, un pañuelo que cubre cabeza y cuello y deja la cara al descubierto.

El Ministerio afgano para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio desglosó en un comunicado cerca de una decena de sugerencias relacionadas con la emisiones en televisión y otras plataformas, que se centraron sobre todo en los límites y las características de las películas que pueden ser difundidas.

Además, la institución quiso subrayar que se trataba únicamente de una "recomendación" y el ministro para la Propagación de la Virtud, Shaick Mohammad Khalid, dijo que con medidas como estas los talibanes buscan "garantizar los derechos y el prestigio de todos los ciudadanos, especialmente de nuestras hermanas".

Sin embargo, HRW es de la opinión contraria y Gossman declaró que "a pesar de las promesas de los talibanes de permitir que los medios que 'respetan los valores islámicos' funcionen, la realidad para Afganistán es que los periodistas viven con el temor de que alguien llame a la puerta, o a una convocatoria de las autoridades".