Panamá entra al Consejo de Seguridad en medio de graves amenazas a la paz

Actualizado
  • 07/06/2024 00:00
Creado
  • 06/06/2024 20:15
El istmo obtuvo 183 de 193 votos. Janaina Tewaney, ministra de Relaciones Exteriores, reconoce que el país llega al organismo internacional en medio de graves conflictos geopolíticos

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) eligió a Panamá como miembro “no permanente” del Consejo de Seguridad, para el periodo 2025-2026.

Panamá reemplazará a Ecuador, al que se le venció su periodo. Llegó con un amplio respaldo: 183 de los 193 Estados miembro de las Naciones Unidas que votaron para que el país ocupara una silla en el organismo.

Los países que deseen ingresar en el consejo deben obtener un mínimo de 121 votos, una cifra que Panamá superó con creces.

Panamá ocupa por sexta ocasión un asiento “no permanente” en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el periodo 2025-2026. Lo hace en medio de dos guerras: Israel/Gaza y Ucrania/Rusia. “Panamá adquiere responsabilidades a la altura de su peso geopolítico en momentos de graves amenazas a la paz y seguridad internacionales”, destacó Omar Jaén Suárez, geógrafo, historiador, diplomático negociador de los tratados Torrijos-Carter.

Jaén explicó que hay una jerarquía de conflictos. El mayor, de lejos, la guerra de Rusia contra Ucrania y las reiteradas amenazas de Putin de utilizar el arma nuclear. “Es el más grave conflicto desde la Segunda Guerra Mundial”, aclaró el diplomático.

Luego está la guerra en el medio oriente y el conflicto entre Israel y los palestinos. Un poco más lejos están las amenazas de China Popular contra Taiwán, y en esa región las amenazas, también nucleares, de Corea del norte contra sus vecinos, Corea del sur y Japón, prósperas democracias liberales. Panamá tendrá que tomar decisiones importantes sobre esos temas por lo menos, detalla Jaén.

Además –según el diplomático– el tratado de Neutralidad del Canal de Panamá nos protege de amenazas estratégicas y, por supuesto, las 40 potencias que se adhirieron a su protocolo deberán, antes que todo, respetarlo. Entre los miembros permanentes solo falta China Popular para hacerlo.

Jaén saluda que Panamá regresó al Consejo de Seguridad y que brille como lo hizo bajo el embajador Aquilino Boyd y el canciller Juan Antonio Tack en 1973 y su reunión en Panamá que permitió el impulso final para la concentración de los tratados Torrijos-Carter de 1977, hora cumbre de nuestra diplomacia.

El 15 de marzo de 1973, el Gobierno panameño logró, mediante invitación formal, convocar en la ciudad de Panamá una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, donde expresó sus aspiraciones de lograr su soberanía total. La reunión fue convocada por el destacado diplomático, Aquilino Boyd.

La causa recibió el apoyo de 13 de los miembros del Consejo de Seguridad. Estados Unidos votó en contra de la resolución y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se abstuvieron. El apoyo que recibió Panamá constituyó un hito importante en su lucha para la recuperación del Canal.

Panamá ha ocupado cinco veces un asiento “no permanente” en el organismo de las Naciones Unidas: 1958-1959, 1972-1973, 1976-1977, 1982-1983 y 2007-2008. Ha sido el único país latino en albergar en su territorio una reunión del organismo.

La ministra de Relaciones Exteriores Janaina Tewaney Mencomo logró –con éxito– impulsar la promoción de la candidatura de Panamá al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como un país que busca seguir aportando constructivamente al diálogo en los espacios multilaterales.

Tras las votaciones, Tewaney se dirigió a la comunidad internacional. “En nombre de mi país y de mi pueblo quiero agradecer a la comunidad internacional por el voto de confianza que ha depositado en nuestro país, que recibimos con gran humildad, entendiendo la responsabilidad que recae sobre nuestros hombros: la construcción proactiva de la paz”.

La canciller destacó el gran desafío que representa el puesto: “Vivimos momentos geopolíticos críticos, en los que este reto no solo representa la supervivencia del orden mundial constituido, sino también la supervivencia de los habitantes del planeta”, agregó.

Además de la candidatura panameña, la Asamblea de la ONU aprobó las de Dinamarca y Grecia (del grupo de Europa occidental y otros). Así como Somalia (África) y Pakistán (Asia-Pacífico).

Dinamarca obtuvo 184 votos a favor; Grecia, 182; Somalia, 179 y Pakistán recibió 182 en una votación que se caracteriza por un sufragio secreto.

El Consejo de Seguridad tiene cinco miembros permanentes, que además tienen poder de veto: Estados Unidos, China, Rusia, Francia y el Reino Unido. Tiene otros 10 “no permanentes”. Cada año escoge a cinco miembros “no permanentes”.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus