28 de Feb de 2020

Nacional

Figuras claves en el Cartel del Valle

COLOMBIA. El heredero del Cartel Valle del Norte, el colombiano Juan Carlos Ramirez Abadía (a) "Chupeta", de 45 años, quien era solicit...

COLOMBIA. El heredero del Cartel Valle del Norte, el colombiano Juan Carlos Ramirez Abadía (a) "Chupeta", de 45 años, quien era solicitado por EEUU, por narcotráfico y asociación ilícita para delinquir, fue arrestado en la "Operación Harapos", en agosto de 2007, en Brasil.

“Chupeta” enfrenta los cargos de falsedad y “lavado” de dinero en territorio brasileño. Era requerido por 5 países.

El Departamento de Estado de EEUU ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por la captura de Ramírez Abadía. Mantenía una fortuna que alcanzó 1.800 millones de dólares.

Los informes oficiales revelan que este capo era el supuesto dueño de más de 90 millones en dólares que fueron encontrados dentro de varias casas, en Cali.

Ramírez Abadía (a) “Chupeta se sometió varias cirugías plásticas, para esconderse mejor, pero fue “sapiado” por uno de sus testaferros.

Según funcionarios de la DEA recompensa formulada en septiembre de 2004, hizo que narcotraficantes colombianos huyeran a otros países, como Argentina, Brasil, Ecuador y México. Ramírez Abadía (a) “Chupeta” nació en Palmira, Valle, en febrero de 1963. Desde muy joven empezó a trabajar para Iván Urdinola Grajales, a través del cual conoció a los hermanos Rodríguez Orejuela. Ingresó al mundo del narcotráfico en el año de 1980.

Ramírez Abadía fue adquiriendo poder entre el llamado Cartel del Norte del Valle. En 1995 y 1996 fue acusado por Estados Unidos (Nueva York y Colorado) con cargos de tráfico de drogas.

A mediados de los 90 lideró una organización que enviaba anualmente cientos de toneladas de cocaína a Los Ángeles y Texas, a través de México, por rutas aéreas y marítimas que tenían como punto de partida el Pacífico colombiano.

Ramírez Abadía fue procesado en el distrito de Colorado en noviembre de 1994 y en el distrito de Nueva York, en el mismo año, pero Colombia negó en 1996 su extradición.

Ese mismo año se sometió a la justicia y obtuvo los beneficios de reducción de penas, a cambio de declararse culpable. Fue entonces condenado a 23 años de prisión, pero recuperó su libertad en el 2002.

Ese mismo año fue sorprendido en un hotel de Cali con una ex fiscal estadounidense y varios abogados. En 2004, un jurado federal en la Corte de Washington, bajo la Ley Rico, lo procesó nuevamente por tráfico de drogas del Cartel del Norte de Valle.