Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Nacional

Aguas empiezan a bajar

CHIRIQUÍ. Un total de 26 femilias, que representan más de 300 personas, entre ellos 65 niños y 40 adultos, siguen afectadas por las inu...

CHIRIQUÍ. Un total de 26 femilias, que representan más de 300 personas, entre ellos 65 niños y 40 adultos, siguen afectadas por las inundaciones en las Fincas de Baco y Los Olivos, Nuevo México en Divalá.

En la escuela de Majagual están albergadas 44 familias.

Marina Montezuma, de la comunidad de Majagual, dijo: ”perdí todo, porque el agua mojó nuestras pertenencias”.

El director del Sistema Nacional de Protección Civil, Luis Francisco Sucre, hizo un balance ayer luego de una inspección en todos los sectores que se han inundado en el sector del Barú y mediante una encuesta se logró hacer llegar la ayuda en concepto de alimentos, bolsas de comida, colchones y agua.

Casas sufren daños

Sucre, señaló: las aguas habían bajado en los ríos San Bartolo y Chiriquí Viejo, pero en otros se mantiene por la amenaza de lluvias.

Indicó el funcionario que en algunos puntos en las fincas, las casas siguen rodeadas de agua y que algunas han sufrido daños que aún no han sido cuantificados.

Precisó que se mantiene constante comunicación con Costa Rica debido a que en este país también se han reportado inundaciones y derrumbes en algunas comunidades fronterizas con Panamá.

Hasta el momento, en Barú no se ha reportado ninguna víctima por motivo de las inundaciones.

Hasta la fecha sólo se registra un muerto, caso ocurrido por los derrumbes en el sector de Moronó, en la Comarca Ngöbe- Buglé.

Por su parte, las plantaciones de bananos en las fincas se encontraban anegadas en agua ya que los canales en el área mantenían en su máximo nivel.

Ayer, en horas de la tarde se mantenían unidades de Sinaproc, los bomberos y las autoridades de la provincia de Chiriquí, pendientes de las lluvias en el sector.