Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

El mundo según DMG

David Murcia Guzmán quería ver el nombre de su empresa en 100 países. Para ello adelantaba multimillonarias inversiones que tienen alert...

David Murcia Guzmán quería ver el nombre de su empresa en 100 países. Para ello adelantaba multimillonarias inversiones que tienen alerta a las autoridades de los países a los que alcanzó a llegar.

Dos días antes de la captura de Murcia, la defensa de DMG convocó una rueda de prensa en Bogotá para presentar los socios extranjeros de la compañía y sus planes de expansión. Con esta fórmula, Murcia buscaba proyectar una imagen de solidez en medio de la crisis, e intentaba explicar el origen de sus dineros. Según ellos, el interés de inyectarle capital obedecía al valor creciente del buen nombre de DMG.

Lo increíble de la historia es que, a juzgar por las operaciones internacionales que alcanzó a consolidar Murcia, parecía que estaba decidido a cumplir su sueño de llegar a 100 países en los próximos 10 años. La hipótesis de las autoridades es que dicha expansión es una de las claves para explicar las actividades ilegales de Murcia.

La creación de empresas por docenas en cada país a donde llegaba, las multimillonarias transacciones en efectivo y el movimiento de capitales entre países, sería la estrategia para una descarada forma de lavado de activos nunca antes vista.

El sorprendente cambio que la vida de Murcia tuvo a partir de 2005 vino acompañado de una activa agenda internacional que comenzó en febrero de ese año con su primer viaje a Panamá, y que luego lo llevó a varios países del continente. Fue así como inició su misteriosa expansión internacional. Del istmo saltó a Ecuador, Venezuela, México, y anunció operaciones en Brasil, Perú y Belice. En estos últimos tres países no fue posible verificar cómo fueron los movimientos que anunció Murcia. En Perú no aparecen registros mercantiles con el nombre DMG y en Belice, donde se dio la operación más reciente, sólo se sabe que hacia allá canalizaba recientemente la mayoría de los clientes pagaba puntos sólo por dar el nombre de personas referidas. Ni siquiera había que comprar tarjetas prepago.

En México, en la dirección donde DMG anuncia sus operaciones en el exclusivo sector de Polanco del Distrito Federal, dudan cuando se les pregunta por la polémica compañía y aclaran que allí lo que funciona es la comercializadora Monedero de Negocios. No dan más información sobre su actividad.

La onda del impacto de las noticias de Colombia afectó la operación de Venezuela, donde esta semana se cerró la oficina que tenía en Caracas y se suspendió la adecuación de oficinas que DMG adelantaba en la frontera con Colombia y en el Amazonas. En Ecuador fueron intervenidas las cinco oficinas que tenía en ese país. La Policía local investiga en especial la oficina de Lago Agrio, ciudad fronteriza célebre por ser el lugar donde estaba el campamento de 'Raúl Reyes'. Según un informe de inteligencia local, hay conexiones entre DMG y Gilma Montenegro, una colombiana buscada por Interpol por traficar armas con las Farc.

LA CONEXIÓN PANAMEÑA

Murcia estableció su centro de operaciones en Panamá. Las personas claves en su proyección internacional fueron el colombiano Luis Hugo Pinto, su principal asesor, quien acompaña a Murcia desde su salida del Putumayo (en el sur de Colombia) y a quien se relaciona con los movimientos de dinero hacia Panamá.

Pinto estaba en su apartamento en un exclusivo sector de Panamá hasta la semana pasada, pero ahora la propiedad está para arrendar. Él dijo a la prensa local que hace año y medio que no sabía nada de DMG.

Otro de los asesores es el abogado Jorge Alexis Garrido. Su firma Garrido-Garrido figura como Agente Residente de la mayoría de las firmas de Murcia con el Estado panameño. Personas cercanas a Garrido figuran entre los directivos de las empresas de Murcia.

El abogado fue víctima de un atentado hace una semana cuando salía de una discoteca de su propiedad. Una persona le puso un arma en la boca y gracias al forcejeo el disparo lo afectó de gravedad pero no murió.

Las autoridades verifican versiones que aseguran que el hecho estuvo relacionado con sus actividades en DMG.

Uno de los más cercanos a Murcia en Panamá es el brasileño Alexandre Ventura Nogueira, con quien se identificó no sólo por la edad (Ventura tiene 34 y Murcia 28) sino por su estilo de vida.

Ventura, según revistas sociales, es el hombre con el clóset más completo de Panamá y ha aparecido mostrando su colección de zapatos y trajes importados.

Su negocio original fue la venta de autos de lujo. Lo han visto en un exclusivo Aston Martin y los autos que usaba a Murcia en Panamá tendrían que ver con él. En su oficina aparecen fotos junto a celebridades como Mel Gibson y Enrique Iglesias. También con Donald Trump y sus hijos, pues es uno de los vendedores del proyecto inmobiliario que el magnate gringo tiene en Panamá. Ventura tiene un proceso en España desde 2006 en la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales. Su abogado dijo a Semana que era una situación menor de su cliente con el transporte de un dinero y que no le ha puesto suficiente atención para resolverlo de una vez.

Finalmente, el otro pilar de las operaciones en Panamá es el corredor de autos Ernesto Chong. Su firma PMC Group fue el enlace con la firma Cambios y Capitales en Colombia que, según las autoridades norteamericanas, está relacionada con el narcotraficante Juan Carlos Abadía, alias 'Chupeta'. Chong habría hecho las gestiones para que en Colombia la empresa cambista abriera sucursales dentro de las oficinas de DMG, y los clientes de esta última sin saberlo transfirieran sus aportes a una compañía inmobiliaria en Panamá.