06 de Dic de 2022

Nacional

Aumentan casos de violencia doméstica

COCLÉ. La provincia de Coclé ha crecido en población y con ello una serie de delitos que ya se están haciendo costumbre y no sorprenden...

COCLÉ. La provincia de Coclé ha crecido en población y con ello una serie de delitos que ya se están haciendo costumbre y no sorprenden a la sociedad.

Pues aparte de los delitos de homicidios, asaltos, robos, hurtos, violaciones que a diferencia de décadas anteriores ahora se registran con más intensidad, el aumento de la violencia doméstica ha alcanzado cifras alarmantes, ya que a diario se reportan en los centros de salud, corregidurías y personerías las denuncias, sin contar aquellas que permanecen ocultas.

La mayor parte de la población maltratada es la mujer y la niñez, aunque también se registran casos de violencia contra los hombres.

Yaneth Agrazal, enfermera del Centro Materno Infantil de Antón señaló que de enero a noviembre se han atendido 110 casos de mujeres que acuden por maltrato, también de muchos niños.

Aunque el 80% corresponde a mujeres y de 15% a 20% son hombres.

Agrazal indicó que se buscan alternativas para tratar a esas personas de manera integral y darle seguimiento, pues de momento ellos sólo hacen el reporte y la víctima va a la personería, pero requieren de una atención de seguimiento en trabajo social, psicología, psiquiatría y trabajo social, pues es un problema de salud pública, situación muy preocupante.

Agregó que es un paso importante el que la gente acuda más a hacer el reporte.

Y tal vez no significa que se esté dando un aumento de más casos, sino que están haciendo más conciencia y lo están denunciando, acotó.

Para la trabajadora social del Municipio de Antón, Lidia Bethancourtt, diariamente atiende en su despacho entre tres y cuatro casos de violencia doméstica entre parejas, hermanos, padres e hijos.

Muchos de ellos los envía a la personería, más cuando se trata de menores que son maltratados y abusados.

En Coclé son varias las mujeres que han fallecido en manos de sus esposos.

Las áreas con mayor índice de estos delitos son Antón, Penonomé, Aguadulce y Natá.