Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

Nueva demarcación alerta a moradores

CHIRIQUÍ. Ante la existencia de una nueva propuesta, que modifica los límites del Parque Nacional Volcán Barú, moradores de los sectore...

CHIRIQUÍ. Ante la existencia de una nueva propuesta, que modifica los límites del Parque Nacional Volcán Barú, moradores de los sectores de Bella Vista, Paso Ancho y Nuevo Bambito temen ser desalojados.

De acuerdo a un censo poblacional realizado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), aproximadamente mil personas viven en los alrededores del Volcán Barú, donde el 90% son de escasos recursos, y sobreviven de lo poco que cultivan en las parcelas adyacentes a sus casas.

Un ejemplo claro de esta realidad, es el caso de Hermelinda Gallardo, residente de Bella Vista, quien tiene 30 años de vivir en este sector, junto a su familia, conformada por siete personas.

“Aquí vivimos tranquilos, y comemos lo que cosechamos, porque la cebolla, frijoles, maíz, naranja, limón y lechuga las vendemos en el pueblo, y así sobrevivimos, es por eso que aquí me quiero quedar hasta que muera”, expresó Gallardo.

A esta humilde mujer, pensar que debe abandonar la tierra donde ha visto crecer a todos sus hijos, le aterra.

Mientras la residente Ilka Yamileth Quiroz, para ella esta tierra es muy productiva, y aunque ha escuchado del tema, sería muy injusto que por el hecho de vivir en las cercanías del Volcán Barú, y después de tanto tiempo de vivir aquí, tenga que irse.

Según las declaraciones de Harmodio Santamaría, director provincial de la ANAM, ciertamente se ha realizado un estudio para modificar los límites del Parque Nacional Volcán Barú.

En tal sentido ya se elaboró en conjunto a PRONAT, un diagnóstico socio-tenencial de las poblaciones y áreas que se han visto afectadas dentro del Parque Nacional Volcán Barú, pero recalcó que dentro del proyecto también se busca brindarles una solución a los habitantes de este sector, por lo que descartó realizar desalojos.

Santamaría explicó, que muchas de estas comunidades, fueron ubicadas en los alrededores del Volcán Barú, a consecuencia de las inundaciones sufridas en 1973, y desde aquella época están viviendo y ocupando esos terrenos que pertenecen al Parque Volcán Barú, afectando los planes de manejo del parque.

“De acuerdo al estudio habrá una afectación de unas 430 hectáreas que proponemos desafectar, e incluir probablemente unas 37 nuevas hectáreas dentro del parque, con la finalidad de proteger la flora y fauna típica de la región, de está manera si la ANAM aprueba una nueva modificación de límites, podremos desagregar las áreas que ya están siendo habitadas por personas”, acotó el funcionario. En este aspecto, uno de los límites queda al tope de la carretera que va hacia Cerro Punta, por lo que a simple vista se puede observar los terrenos totalmente poblados.

Aunque se manejan varias tesis sobre el tema, aclaró que la ANAM no se aparta de la realidad socioeconómica de estas comunidades, ya que de manera seria están proponiendo alternativas socialmente viables, para garantizar la subsistencia y la tranquilidad de estos habitantes.