Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

Ya le perdí miedo al monstruo, Lucy

PANAMÁ. La instalación de la Comisión de Transición en el Ministerio de Educación (MEDUCA), concluyó ayer el protocolo de traspaso de m...

PANAMÁ. La instalación de la Comisión de Transición en el Ministerio de Educación (MEDUCA), concluyó ayer el protocolo de traspaso de mando al nuevo Gabinete del presidente electo, Ricardo Martinelli.

El turno fue para la periodista Lucy Molinar, cuya designación ha sido una de las que más expectativas ha generado, pues al aceptar el cargo de ministra de Educación había manifestado “que está era la decisión más difícil de su vida y que tenía mucho miedo”.

“Tenía mucho miedo, debo confesarlo, porque todo el mundo te vende esto —el MEDUCA— como un monstruo, pero cuando tú comienzas a mirar por dentro y a conversar con la gente, con los actores y los que saben, aquí lo que falta es un empujoncito”, confesó Molinar, ayer.

En su rostro extendía su sonrisa característica para demostrar que ha perdido “el miedo” al monstruo que tras la pantalla de la TV, cuestionó.

Pero ahora, caminando dentro de la trinchera misma, la ministra de Educación designada ya tiene una idea más clara de lo que le espera. “Tiene muchos problemas, pero tiene mucha gente con muchas ganas y sumando la voluntad de todos se va a lograr”, dijo positiva.

Ya ha conversado “con todo el mundo”, con los padres de familia, los gremios docentes, y dice que “así va a ser siempre, pero no sólo va a ser acercamiento, sino trabajo”.

Molinar asegura que en los primeros 100 días de trabajo se va a priorizar el consenso entre todas las partes. “He prometido que voy a involucrar a todo el que sabe del tema educativo en las decisiones”.

Además, ya no se harán “más estudios ni diálogos” sobre la educación, ahora se va a trabajar.

La Ley Órganica de Educación y las conquistas gremiales “no sólo se respetarán, sino que se van a cumplir al pie de la letra”.

Agregó que pedirá “rendición de cuentas hasta del último centavo”.

TEMAS TRATADOS

El punto de partida de Lucy Molinar será la concertación para hacer, no para dialogar, porque “aquí no hay que inventarse nada, todo está escrito y va a sumar a todo el que ha escrito, investigado y vivido, para tomar las mejores decisiones rápidas y comenzar a hacer”.

Sin embargo, al preguntársele sobre los temas abordados en la reunión de transición, se mostró cautelosa en dar a conocerlos. Se escudó en que no podía hablar en detalles, porque “si la idea es concertar, no puede tomar decisiones sin antes consultar”. Apenas mencionó que hablaron sobre el recurso humano, la reparación de escuelas y los programas de reestructuración del sistema académico.

Incluso, al consultarle sobre sus planes para la transformación curricular de la educación media, sólo respondió “que viene la transformación de la primaria, premedia, media y del sistema educativo”.

LA HERENCIA DE SALVADOR

No podía faltar a la cita el ministro de Educación actual, Salvador Rodríguez. Éste sacó espacio para decir a los periodistas qué ha dejado como herencia a Lucy.

Manifestó que entre los temas que se le quedaron en el tintero está el proceso de transformación de los planes de estudios de la educación media y comenzar a evaluar algunos puntos de la Ley Orgánica de Educación que ya no son aplicables. Es una ley que data de 1947 y que no obedece a las necesidades que tiene el país actualmente.

Mirna Crespo, actual viceministra y quien se mantendrá en el cargo vaticina que no será un período fácil. Será “un reto difícil”, admite que se pueden continuar muchos planes que están en proceso. Ve positivo la cooperación internacional que Molinar quiere impulsar.