Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Nacional

Muelle se cae a pedazos

CHIRIQUÍ. Las labores de acondicionamiento del muelle de Puerto Armuelles, están abandonadas.

CHIRIQUÍ. Las labores de acondicionamiento del muelle de Puerto Armuelles, están abandonadas.

El lugar llegó a ser uno de los puntos de mayor importancia en el distrito del Barú durante la época en que el banano se transportaba hacia los principales mercados europeos, por lo que podría ser una respuesta a los miles de residentes de este distrito que se encuentran sin empleo y sin oportunidades de mejorar su condición de vida.

Hoy día, es sólo una vieja estructura que utilizan pequeños pescadores que atracan sus lanchas o botes para descargar el resultado de su actividad cotidiana, que es la pesca.

La situación de los baruenses se agudiza cada día debido a la falta de respuestas y despegue de la economía de este distrito en donde se cierran más empresas o locales ante la crisis que enfrentan desde hace años.

Para la Cámara de Comercio e Industrias del Barú el problema es preocupante, porque se ha hablado de proyectos como el muelle para el área y la reactivación de nuevas ideas, pero nunca llegan, y cada día los problemas sociales aumentan.

De acuerdo a los baruenses una de sus esperanzas es que el gobierno por fin logre rehabilitar el muelle que desde hace más de 10 años se encuentra en abandono, y los gobiernos que han pasado sólo han prometido y nunca han cumplido.

Francisco y su hijo Demetrio, residentes en el lugar indicaron a La Estrella , que antes pescaban al final del muelle, “si el gobierno mejora este sitio se incrementaría su desarrollo, los barcos podrían traer fuentes de empleos para los residentes, se podría producir un movimiento comercial”, nos manifestó Francisco, mientras lanza la cuerda con el anzuelo.

La falta de empleos en el Barú está motivando a que su gente incremente la ubicación de negocios informales colocando puestos de buhonería, o simplemente se van de la provincia en busca de mejores oportunidades de empleos.

Otro de los problemas que aumentan en el distrito es la deserción de los estudiantes de las escuelas debido a la falta recursos de los padres para poder enviar a sus hijos a los planteles.

La vocera de los empresarios en Barú, dijo que esperan que el nuevo gobierno busque alternativas a corto plazo para este sector del país que sigue sin respuestas.

El representante de corregimiento del Barú, Arexio Santos, señaló que los gobiernos anteriores no han tenido voluntad de solucionar el problema de Barú, ni siquiera el arreglo del muelle.

El edil afirmó que la gente de Puerto lo que quiere es una oportunidad de trabajo, porque los porteños son gente trabajadora y esperan que lleguen empresas a invertir.

Existe la esperanza de que Coosemupar pueda levantarse y volver a generar fuentes de empleos e ingresos económicos a miles de familias que confrontan problemas en sus hogares para poder mantener a sus hijos.

El distrito del Barú tiene una población aproximada de 58 mil habitantes, aunque algunos han salido en busca de mejores oportunidades de empleos.

La comunidad señaló que al reactivarse el muelle y la llegada de barcos con turistas serviría mucha para la reactivación económica y social de todos los sectores activos.