18 de Ago de 2022

Nacional

Angustia por falta de pago a becarios

PANAMÁ. Heriberto Franco Ávila está al borde del colapso. Se encuentra en Concepción, no de Chiriquí, sino de Chile.

PANAMÁ. Heriberto Franco Ávila está al borde del colapso. Se encuentra en Concepción, no de Chiriquí, sino de Chile.

Estudia un doctorado en Ciencias Forestales en la Universidad de Concepción, pero el dinero de su beca doctoral brilla por su ausencia.

“Hemos llegado a septiembre y nuestras becas debieron ser pagadas en la primera semana de agosto y todavía no sabemos oficialmente por parte de los funcionarios del IFARHU cuál es la causa del incumplimiento en el pago de las becas”, señala Franco Ávila vía correo electrónico.

El de Heriberto no es el único pedido desesperado. Desde Alemania, Fabiola (quien pidió no dar su apellido, por temor a represalias) cuenta que junto con otros 15 panameños está a la deriva por la inestabilidad en el pago de sus becas.

Fabiola y sus compañeros aplicaron para el programa German Academic Exachange Service (DAAD, por sus siglas en alemán), que financió un curso por seis meses para aprender el idioma y lograr la adaptación a la cultura germánica.

Pero su sueño podría truncarse, porque no podrá entrar a la universidad sin dinero para costear la matrícula. “Mi preocupación es enorme, porqué como voy hacerle para estudiar, si ni siquiera cuento con el recurso para poder matricularme a la Universidad o donde tener un techo donde vivir, y que decir de gastos indespensables como alimentación y transporte”, señala la afectada.

TEMORES

En la situación de Heriberto y Fabiola se encuentran cerca de 150 estudiantes panameños que se encuentran bajo el sistema de becas internacionales Senacyt-IFARHU, que deben afrontar el gasto de matrícula en sus respectivas carreras y pagar además hospedaje y alimentación por el tiempo que duren sus estudios.

En el correo electrónico de La Estrella han entrado unos 50 mensajes desde países como España, Alemania, Chile, Estados Unidos y Francia, remitidos por estudiantes que viajaron con la ilusión de un futuro mejor, y que ahora enfrentan un presente lleno de incertidumbre y falta de una respuesta satisfactoria.

Otra de las preocupadas por lo que sucede es Cristina, quien estudia Biotecnología en Houston, Texas, y todavía no recibe dinero alguno, producto de la beca a la que se hizo acreedora en enero pasado.

“Estoy preocupada y desilusionada. Ya no sé si quiero seguir con esto o regresar a Panamá”, destaca la joven estudiante panameña.

Señaló en su correo electrónico que ha tenido que trabajar en un supermercado como dependiente, para al menos, costear su alimentación y hospedaje, mientras el dinero de la beca le llega.

“Hoy le he escrito con fe en que pueda llegar el mensaje a la gente del IFARHU, porque la verdad es que como yo, hay otros compañeros muy preocupados por esta situación, que sinceramente, no esperábamos que sucediera”, relató.