11 de Ago de 2022

Nacional

Diálogo laboral no registra avance

PANAMÁ. Las negociaciones sobre el establecimiento de un nuevo salario mínimo parecen no ir por el mejor camino.

PANAMÁ. Las negociaciones sobre el establecimiento de un nuevo salario mínimo parecen no ir por el mejor camino.

Hay dos posiciones sobre la mesa de conversaciones que apuntan en diferentes bastante diferentes.

Ayer, la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Alma Cortés, reconoció que entre la representación sindical y la de la empresa privada hay puntos divergentes sobre los cuales todavía no existe un consenso.

Mientras la posición empresarial es de tener una propuesta cónsona con la situación económica del país, el Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO) exige que el salario mínimo sea de 650 dólares.

La ministra Cortés precisó que deben tenerse en cuenta para establecer el salario mínimo algunos valores inflacionarios y de parte de la Contraloría General de la República un estudio sobre el costo de la canasta básica familiar.

Señaló que el pedido salarial de los trabajadores debe ser congruente con la realidad del país, por lo que instó a que se logre un punto de equilibrio para seguir avanzando en el tema.

Sin embargo, el sindicalista Marcos Allen aseguró que la propuesta de los trabajadores es acorde con la situación económica del país, pero la misma ha sido cuestionada por los sectores empresariales que negocian en la comisión de salario mínimo.

“Podemos demostrar con estudios técnicos que esta cantidad cubre básicamente las necesidades de los panameños”, destacó el sindicalista.

Indicó que además de los elementos básicos de alimentación y servicios básicos hay otros elementos que deben cubrirse con el salario del trabajador, como la vestimenta, el transporte, el colegio y otros.

El salario actual, apuntó Allen, no cubre estas necesidades, lo que hace imperativo un ajuste.