Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

Las artesanías de consumo

COCLÉ. Las artesanías de consumo son productos comestibles propios de la dulcería regional de los pueblos del interior que se mueven y o...

COCLÉ. Las artesanías de consumo son productos comestibles propios de la dulcería regional de los pueblos del interior que se mueven y ocupan un espacio dentro del comercio local durante las fiestas nacionales, ferias y festivales.

Cada pueblo tiene un dulce que lo identifica. La cabanga la podrá encontrar en El Churú de Antón, el dulce de marañón y adicional con pepita de marañón lo consigue en Cañaveral, la raspadura en Churuquita, el suspiro, el manjar, el bienmesabe y los bocadillos en Antón.

La lista de productos es interminable porque ya cada región los elabora a su propio gusto y estilo, incluso agregándoles otros componentes alimenticios.

Este tipo de artesanía en donde se combina el azúcar y la sal, forma parte de la gama de los oficios artesanales que elabora la gente de la campiña.

Con las propias manos e ingenio y un poco de conocimiento gastronómico se elaboran estos productos que a veces ocupan un espacio dentro de los platillos criollos de restaurantes y hasta en buffets que le sirven a extranjeros, asegura Eric Sánchez, experto en preparación de comida criolla.

Los productos por su característica azucarada se elaboran para la venta en diversos estilos, formas, tamaños, colores y sabores, todo bajo el proceso de cocimiento a fuego lento generado por fogones y hornos artesanales.

Un caso popular de familias que se dedican a preparar y elaborar este tipo de artesanías es la de Maribel Aguilar en la provincia de Coclé.

Con el oficio ha logrado mantener a su familia desde 1917 cuando lo heredaron de su generación pasada, dice la familia Aguilar. Ellos producen dulces azucarados como el manjar blanco, bocadillos, entre otros.

Maribel, miembro de la familia, dirige junto a sus hermanas la tienda de “Dulces Insuperables”, ubicada en calle octava en el Ciruelito de Antón. Comenta que el negocio ya es una microempresa que tuvo sus raíces en el siglo pasado.

Otras familias que elaboran las artesanías de consumo son: Sánchez, Isaza, Jaén y Espinoza.

El famoso dulce de leche es considerado como una de las artesanías de consumo que más ha contribuido con la economía de los poblados en la provincia de Coclé.

Entre los productos de fonderías están las tortillas, empanadas, yuca, bollos, tamales y en la gama de las chicherías figuran la de maíz nacido, chicheme y limón con raspadura.

Los puestos de ventas no son los acostumbrados en donde la gente generalmente compra sus alimentos para el hogar.

Los productos están a la vista del público, en puestos de ventas informales sobre la Vía Interamericana.

También son los propios trabajadores quienes se dedican a vocear y vender los vistosos paquetitos que contienen los sabrosos y populares manjares y dulces como huevitos de leche, cocadas, manjar blanco etc., entre los autos que viajan hacia el interior del país durante las fiestas.