Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Nacional

Una “guerra” sin ganadores

PANAMÁ. La posibilidad de una guerra entre Colombia y Venezuela no sólo afectaría la estabilidad en la región, sino también tendría repe...

PANAMÁ. La posibilidad de una guerra entre Colombia y Venezuela no sólo afectaría la estabilidad en la región, sino también tendría repercusiones negativas y directamente en nuestro país.

NEUTRALIDAD DEL CANAL

Una de los mayores temores sería preservar la neutralidad del Canal de Panamá en medio del conflicto bélico. Julio Berríos, analista internacional, dice que la vía interoceánica sería un blanco fácil en medio de una guerra con Colombia. Los tratados de Montería permiten que los buques de guerra colombianos transiten por el Canal, y eso lo convertiría en un objetivo militar.

GOLPE A LA ECONOMÍA

Un conflicto armado entre países hermanos sin lugar a dudas afectaría no sólo la paz de toda una región, también provocaría un impacto negativo en la economía de los países más próximos a sus fronteras.

Según cifras del Ministerio de Comercio, tan sólo el año pasado, la Zona Libre de Colón exportó a Venezuela más de 2 mil 226 millones de dólares y a Colombia mil 355 millones. Y en materia de importaciones, Panamá trajo mercancías de Colombia por $273 millones, mientras que de Venezuela importó 46.4 millones de dólares.

Adolfo Linares, presidente de la Cámara de Comercio, sostiene las consecuencias podrían sentirse en mayor escala en el aspecto comercial, porque Venezuela provee petróleo a Panamá y es uno de los mayores compradores en la Zona Libre de Colón, provocando un desbalance comercial.

PANAMÁ DEBE CONCILIAR

Linares sostiene que más allá del impacto económico que pueda acarrear un conflicto bélico entre estas naciones, lo peligroso sería desestabilizar una región como Latinoamérica que ha estado libre de guerra civiles, por lo menos hace 20 años. Y mientras para unos los llamados de guerra no pasarán de ser sólo frases al viento, otros ven con temor los efectos que un conflicto armado traería en el continente.

El ex ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Delgado Diamante aseguró que cualquier guerra tendrá efectos nocivos. “No creo que se dé una guerra entre estos países, pero si llegara a suceder afectaría no sólo a la región, sino también a Panamá”.

El sociólogo Marcos Gandásegui cree que lo primero que debe hacer Panamá es llevar el problema a la OEA y la ONU, y buscar apoyo de otros países para evitar cualquier problema que haga peligrar la región.