Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

“Panamá apenas cumple con los niños”

Hace hoy dos décadas, Panamá se unió al clamor mundial de protección a la niñez. Mediante la ratificación de este convenio se comprometi...

Hace hoy dos décadas, Panamá se unió al clamor mundial de protección a la niñez. Mediante la ratificación de este convenio se comprometió a cumplir con las normas básicas, como el derecho a un nombre, y las complejas, como el acceso a bienestar para el desarrollo. Veinte años más tarde, este país de tres millones de habitantes, registra 50 mil niños insertos en el trabajo infantil, violando los artículos del documento. Teresita Yaniz de Arias expone sus teorías sobre el porqué no hemos cumplido con los compromisos adquiridos con la niñez y cómo puede resolverse este problema crónico.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN ACTUAL DE LOS NIÑOS PANAMEÑOS?

La situación de la niñez es lamentable. Hoy sabemos que el 50 % de las niñas y los niños son pobres; sabemos además que reciben una educación de muy baja calidad y que los servicios médicos siguen estando lejos de ser los adecuados para garantizar un crecimiento adecuado. Sin tomar en cuenta la cantidad de niños que son maltratados y abusados, el diagnóstico es de una situación bastante grave.

DE LOS FACTORES DE RIESGO MENCIONADOS, ¿CUÁL ES EL MÁS PELIGROSO?

El tema que más me preocupa es el de la pobreza. En segundo lugar, está el maltrato (maltrato físico, abuso sexual, abandono y negligencia). Si se tiene en consideración que en los distritos de Panamá y San Miguelito hay 24 mil solicitudes de pensiones alimenticias no resueltas porque no hay quién obligue a esos padres a pagar, eso es sumamente desalentador.

¿QUÉ SE HA ALCANZADO EN ESTOS 20 AÑOS LUEGO DE LA CONVENCIÓN?

Hay mucha gente que se ha ido enterando de que los niños tienen derechos. Los propios niños ahora saben que tienen derechos y eso es importantísimo. Creo que hay un cuerpo de legislación en el Código de la Familia que hace posible estos derechos. Aunque nos quedan muchas cosas para cumplir para que lo pactado sea una realidad.

¿APORTAN LOS CONVENIOS SOLUCIONES?

Los convenios son instrumentos importantes para que las personas exijan a las autoridades lo pactado. Más allá de eso, nosotros firmamos cualquier cantidad de convenios que no nos sirven para nada. Los convenios sirven para evitar que los gobiernos hagan disparates. Por ejemplo, que se diga aquí que los menores deben ser juzgados como adultos. Panamá se comprometió a respetar los derechos de los niños, que incluyen los procesos en aquellos casos en que un menor incurra en un delito.

¿HAY RESPONSABLES DE QUE NO SE CUMPLA CON LO PACTADO?

La sociedad panameña es muy hipócrita. Celebramos el Día del Niño, hablamos permanentemente de los derechos del niño, hablamos de los niveles de pobreza, de la explotación infantil, pero al final vemos que poco ha cambiado.

¿EL TRABAJO INFANTIL VIOLA TODOS LOS ACUERDOS SOBRE DERECHOS DEL NIÑO?

Tenemos que estar atentos a que esos convenios se respeten. En el tema del trabajo infantil sigue siendo una realidad cruel. No existe la voluntad política para terminar con ese problema. Se lo he dicho a tres ministros de Trabajo. He recomendado que para acabar con el trabajo infantil sólo tiene que buscar 20 inspectores y dedicarlos durante cinco días durante la cosecha para multar a todo aquel productor que tenga niños trabajando.

¿DE DÓNDE SALDRÍA LA SOLUCIÓN?

De la voluntad política de producir el cambio. Tiene que haber un gobierno que permita que en los próximos cinco años, con los indicadores que existen, yo voy a formular los programas que permitan reducir los índices de pobreza, la desnutrición, la deserción escolar, el trabajo infantil. Lo que pasa es que no podemos cada cinco años inventar el agua tibia. El Ministerio de Trabajo tiene que obligar a que se cumplan las leyes que hay para el trabajo infantil.

¿SE JUZGAN A LOS MENORES SIN VIOLAR LOS CONVENIOS?

Todo el que comete un delito tiene que pagar, independientemente de la edad que tenga. La edad se ha tratado de bajar, pero hay convenios que lo impiden. Los menores no son ni el 3% de todos los delitos que se comenten. Se confunde un menor de edad con joven. La ley establece que todo el que cometa un delito, a partir de los 14 años, tiene que ser juzgado para pagar por su falta, pero la ley también establece un procedimiento que no es igual al que el que se aplica a los adultos. Le hemos hecho creer a los menores que si delinquen no van presos.

¿EN LAS COMARCAS SE ENCUENTRAN LOS MÁS DESAMPARADOS?

El problema de las comarcas es gravísimo, y se agrava por la dispersión geográfica que separa a las poblaciones. Cada niño camina mínimo dos horas diarias para ir a la escuela, es más difícil entregarles los servicios básicos a los que tienen derecho. Este tema requiere nuevas formas para resolver esa situación. A esos niños se les ha resuelto parcialmente la nutrición, en las escuelas se les entrega la crema y el almuerzo.

¿Y LAS INVERSIONES MILLONARIAS EN ESTAS REGIONES?

El Estado le ha fallado a estos niños. Se han invertido sumas multimillonarias en estas zonas sin que hayan resultados. Han desaparecido millones de dólares, hay cementerios de maquinaria abandonada y seguimos repitiendo lo mismo.

¿EN LAS ZONAS URBANAS, TAMBIÉN ES PALPABLE EL PROBLEMA DE LOS NIÑOS EN LAS CALLES?

Por estos niños también se hace muy poco. No veo que le impide a los ministerios de Desarrollo Social y de Trabajo y sacar a esos niños de la calle. Todos sabemos dónde hay niños expuestos a actividades como la venta de artículos en los semáforos o trabajando. Cuando encuentras un niño en la calle, hay que recogerlo, buscar a la familia para saber lo que está pasando, para analizar integralmente el problema de esa familia.