Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Nacional

Capacitarán a 300 inspectores de obra

PANAMÁ. La muerte de un taxista y de un obrero de la construcción, el martes pasado tienen una causa en común: incumplimiento de las nor...

PANAMÁ. La muerte de un taxista y de un obrero de la construcción, el martes pasado tienen una causa en común: incumplimiento de las normas de seguridad.

En el primer caso, una viga de acero cae desde el piso 40 del proyecto Rivage Tower sobre el carro en movimiento y provoca la muerte del taxista. Seis horas después a un trabajador de 30 años del proyecto Star Bay, una malla de seguridad le cae encima y pone punto final a su existencia.

A excepción del primer caso, los hechos trágicos en proyectos de construcción son frecuentes cada año. Es casi siempre la misma historia: accidente, cierre del proyecto, multa a dueños de la obra y reapertura de los trabajos.

El jefe del departamento de Inspección del Ministerio de Trabajo, Abdiel Sagel explica que hay accidentes que no se pueden evitar, pero que existen normas para regular la construcción de edificaciones. Sin embargo, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) comenta que a pesar de la existencia de esas normas, constantemente el gremio advierte de violación por parte de quienes representan las obras.

“Nosotros venimos denunciando el incumplimiento”, expresó Méndez tras los hechos ocurridos el martes pasado en dos proyectos de la Avenida Balboa.

¿CÓMO PONER ORDEN?

En esta situación que parece no tener fin, varios factores se unen dentro de las tragedias, desde la poca o nula inspección a los proyectos, incumplimiento de normas de seguridad y hasta falta de equipos adecuados dentro de los trabajos. El jefe de Inspección reconoce que los 25 inspectores y 40 oficiales de seguridad que actualmente tiene el Ministerio de Trabajo son muy pocos para cubrir la demanda, por eso luego de la muerte de dos personas como consecuencia del incumplimiento de normas, Sagel aseguró que 300 personas serán capacitadas para realizar inspecciones de proyectos.

El funcionario añade que cada empresa debe hacerse responsable del pago a los oficiales de seguridad, pero en algunos casos se ha detectado que esta figura simplemente no existe en los proyectos.

La capacitación de inspectores de seguridad se llevará a cabo a través de la Fundación Latinoamericana para el Desarrollo Sostenible (FUNDES) y estarán listos para laborar en un período de dos meses. “Estamos solicitando los curriculums”, expresó Sagel.

El departamento que dirige Sagel además evalúa la posibilidad de modificar las multas o sanciones a los dueños de empresas que incumplan con las normas de seguridad. “Otro problema es que las multas son muy bajas apenas 50 ó 500 dólares como máximo”, dijo.

Hasta ayer el Ministerio de Trabajo mantenía suspendidas las obras del edificio Rivage Tower de donde cayó la viga que provocó la muerte del taxista, y al proyecto Star Bay le impuso una multa por no pagar el fondo de seguridad.

El Rivage Tower ya había sido inspeccionado el pasado 21 de marzo y detectaron irregularidades que solo se ordenaron corregir. Las medidas no fueron estrictas, porque básicamente se trataba de basura sin remover.