19 de Oct de 2021

Nacional

Quema de cañaveral afecta a comunidad

COCLÉ. La quema de varias parcelas sembradas de caña, cerca de las viviendas de la comunidad de Puerto El Gago, en el corregimiento de C...

COCLÉ. La quema de varias parcelas sembradas de caña, cerca de las viviendas de la comunidad de Puerto El Gago, en el corregimiento de Coclé, distrito de Penonomé, que pertenecen a los Ingenios Azucareros Santa Rosa y Ofelina, están causando molestias y protestas de sus moradores.

Las residencias en los últimos días han sido invadidas por la gran cantidad de hollín y humo que produce esta práctica, causando asfixias y suciedad en los interior de las residencias.

En recorrido realizado al área, los afectados dijeron que a ellos nadie les comunicó que en horas de la madrugada de la semana pasada se iba a realizar esta quema de los cañaverales.

Los ingenieros del Grupo CALESA, al que pertenece el Ingenio Ofelina, habían comunicado que la caña cercana a las residencias sería por corte manual.

Los moradores señalan que la empresa les prometió que establecerían una línea de distancia entre las siembras y las casas de 25 metros de distancia y no lo cumplieron, agregó la moradora del sector de Pan de Azúcar, límite de las parcelas quemadas.

Es la primera vez que ambos ingenios han trasladado su zona de cultivo cañero a este corregimiento donde también están las comunidades de El Congo y Las Guabas.

Por otra parte, en la ruta frente a la comunidad del Congo por donde transitan los camiones de CALESA cargados de caña, madres de familia se quejaron del peligro que representa estos camiones tanto por el volumen de la carga sin ninguna malla de protección, que motiva la caída de largos y pesados pedazos de caña al paso de las personas o escolares que diariamente deben usar la vía, como de la velocidad que llevan estos camiones.

También los autos de los particulares, tienen temor a estos equipos rasantes porque sienten la amenaza a ser impactados.

Los residentes se quejaron ante la representante de corregimiento Bety Aguilar, quien procedió a llamar la atención a los camioneros y después conversó con Omar De León del Grupo CALESA, quien se comprometió a tratar la caña cercana sin quemarla e instruir a los conductores sobre la velocidad y la cantidad de carga a transportar hacia el ingenio.