Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

Isla penal, ¿una vuelta al pasado?

PANAMÁ. El documento tiene escasas, tres páginas, sin embargo ha devuelto a la palestra un tema que se creía del pasado: la creación de ...

PANAMÁ. El documento tiene escasas, tres páginas, sin embargo ha devuelto a la palestra un tema que se creía del pasado: la creación de islas penales.

El anteproyecto de ley entregado a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, bajo la responsabilidad del diputado Marcos González propone que se discuta la modificación a la Ley 55 de 2003 sobre el Sistema Penitenciario y se permita la construcción de un “Centro de Cumplimiento Insular o CCI”.

El documento no sugiere en cuál isla se implementaría el penal, sino que deja la decisión al “Estado”.

LOS PRESOS DE LA ISLA

El anteproyecto de ley establece que la isla penal será el reclusorio solo de hombres y mujeres condenados en delito de homicidio, secuestro, extorsión, la desaparición forzada de personas, robo, corrupción de menores, pandillerismo y tráfico de armas y droga.

González explica que su propuesta intenta una medida para “poner fin a la gran cantidad de evasiones o fugas que constantemente suceden” y añade en una carta dirigida al presidente de la Asamblea, José Luis Varela: “señor presidente, somos del criterio que nuestra propuesta es viable porque cada centavo que se invierta revertirá en la solución de problemas que afectan a la ciudadanía”. El documento asegura que los privados de libertad contarán con las garantías necesarias para el cumplimiento de sus condenas.

Sobre esta propuesta, la defensora adjunta, Mónica Pérez Campo sugiere que cualquier anteproyecto de ley debería tomar en cuenta que se deben garantizar los canales de comunicación entre la sociedad y los privados de libertad. Menciona la comunicación periódica, bajo debida vigilancia, con sus familiares y amigos de buena reputación, abogados, guías espirituales, representantes acreditados de organismos nacionales e internacionales, tanto por correspondencia, como por visitas y llamadas telefónicas.

El proyecto aunque no ha entrado en discusión de un primer debate llama la atención luego que desde 1994, Coiba dejara de ser la única isla penal del país.