17 de Oct de 2021

Nacional

Construcción del Metro traerá trastornos

Resulta difícil pensar que la construcción de un proyecto de la magnitud del Metro de la Ciudad de Panamá pueda hacerse sin sacrificios ...

Resulta difícil pensar que la construcción de un proyecto de la magnitud del Metro de la Ciudad de Panamá pueda hacerse sin sacrificios para los usuarios. Esto fue lo que reafirmó este miércoles en TVN el ministro de Obras Públicas, José Federico Suárez, quien sostuvo que aunque el Ministerio de Obras Públicas (MOP) está trabajando en conjunto y coordinadamente con la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), “no nos llamemos a engaño, la ejecución del proyecto va a traer problemas, pues para hacer los cambios que durante tantos años no se hicieron se tendrán que sacrificar algunas cosas”.

Después de estos trastornos, “lo vamos a agradecer porque vamos a tener una ciudad totalmente distinta, funcionando totalmente distinto al caos que tenemos ahora”, añadió.

Insistió en que los ciudadanos de la capital tendremos que apoyar el proyecto con un cambio de actitud, porque los trastornos se van a dar, pero también se van a plantear alternativas, rutas alternas que serán comunicadas para redirigir el tráfico vehicular durante los dos años y medio que demore la construcción.

“Se van a hacer adecuaciones para el Metro y para el Metrobús, en intersecciones dentro de la Ciudad para que todo funcione distinto... ahora hay caos porque la ciudad no aguanta más carros, porque no se hicieron las obras de infraestructura a la par que crecía el parque vehicular”, de allí su insistencia en que los usuarios apoyemos y aportemos al desarrollo de la ciudad.

“Tenemos que cambiar y dar ese apoyo, porque se van a dar trastornos, pero dentro de los pliegos se va a tomar muy en cuenta cómo se va a manejar el flujo vehicular, porque las empresas nos tienen que dar propuestas sobre cómo hacerlo, sobre cómo vamos a administrar el tráfico dentro de la ciudad mientras se construyen las estaciones de metro para evitar trastornos”. Incluso aseguró que habrá mucho trabajo nocturno, para reducir las afectaciones a la población.

En cuanto a los semáforos inteligentes, sustentó que más que inteligentes, los semáforos funcionan a base de calibraciones que obtienen de información que suministran unos cables ubicados en las calles. La empresa que ganó la licitación es responsable de mantener esta calibración y capacitar al personal de la ATTT para sacarle el mayor beneficio a la inversión. Estos semáforos, aclaró, están funcionando con éxito en algunas de las ciudades más importantes del mundo, pero si continuamos con el “juega vivo”, pasándonos las luces rojas, o bloqueando las intersecciones, no habrá sistema que pueda mejorar el tráfico en la ciudad, puntualizó.