Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Nacional

“No se ha hablado de desmejorar a nadie”, Alberto Vallarino

Cuando el Gobierno ha comenzado a hablar públicamente sobre la necesidad de modificar nuestra legislación laboral, ayer el mini...

Cuando el Gobierno ha comenzado a hablar públicamente sobre la necesidad de modificar nuestra legislación laboral, ayer el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, reconoció que esto no es ninguna novedad, pues dentro del plan estratégico ya se hablaba de la “legislación 24/7”, una reglamentación especial para aquellas actividades, que por su naturaleza, requieren trabajar todos los días de la semana, todos los días del año, pero que en ningún momento se ha planteado desmejorar a nadie.

Para estos casos, puntualizó Vallarino en Debate Abierto, es preciso contar con un régimen diferente, porque la estructura actual de nuestro régimen laboral fue creado para una economía de los años 70, para un Panamá muy diferente al que tenemos hoy en día. Destacó de manera especial que el tratamiento particular que se da en estos casos resulta incompatible con el crecimiento del país, sobre todo en sectores estratégicos como lo son los puertos, la logística y el turismo, pero reiteró que el Gobierno no está evaluando el desmejoramiento en los ingresos de los trabajadores de estos sectores, añadiendo que habría que buscar un promedio del salario ganado para que no haya afectación económica para nadie.

Para muchas empresas extranjeras que analizan a Panamá para poner empresas de este tipo la complejidad del cálculo de los sobretiempos representa un obstáculo, no tanto por lo oneroso que pueda resultar, porque todo se podría promediar, sino básicamente por lo complicado de manejar el código laboral actual.

Estas actividades, añadió el Ministro, son fundamentales para sectores estratégicos y de gran potencial para el país, pues son generadores de empleos bien remunerados, por ello se debe trabajar en la implementación de un régimen que vaya más acorde con los tiempos y las necesidades actuales, “y el que quiera trabajar allí que sepa que esos son los términos y condiciones del sector”.

“Porque lo que no podemos es estar en este país queriendo mejorar las cosas y estar estancados en el pasado, con una actitud intransigente de que no se puede hablar de cambios. Ese ha sido el gran problema de la educación históricamente”. Cuestionó que en un mundo y un país que ha cambiado tanto se quieran mantener condiciones obsoletas.

“Aquí no podemos cambiar el curriculum, no podemos cambiar nada, porque parece que estamos en el paraíso terrenal; el mundo ha cambiado y el país no es competitivo en muchos sectores, que tristemente son los sectores que pueden crecer y generar más empleo”, reiteró.

Insistió en que hay sectores muy eficientes y competitivos en el país, como la Zona Libre de Colón y el sistema bancario, sectores donde no hay sindicatos, y aunque dijo no estar en contra de los mismos, “tenemos que ser responsables con el país, con los jóvenes y con las oportunidades que tenemos al futuro”.