Temas Especiales

31 de May de 2020

Nacional

El misterio de las vacunas AH1N1

PANAMÁ. El Ministerio de Salud no terminó la contingencia por el virus A H1N1 cuando apareció otro riesgo sanitario: la encefalitis equ...

PANAMÁ. El Ministerio de Salud no terminó la contingencia por el virus A H1N1 cuando apareció otro riesgo sanitario: la encefalitis equina.

Desde finales del año pasado, la institución organizó una vacunación masiva contra aquel virus. El propio ministro Franklin Vergara había anunciado la compra de 4 millones de dosis sin embargo hasta hoy los reportes indican que solo se suministraron 200 mil vacunas contra la influenza.

Esta vez fue el propio ministro de Salud, Franklin Vergara, quien viajó a México para concretar la compra de las 20 mil vacunas para equinos que distribuirá gratuitamente el ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), ante la amenaza de la encefalitis equina.

Queda como incógnita la cantidad de vacunas compradas para la gripe AH1N1. La Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien finalmente entregaría las dosis al MINSA, informó que ellos no ofrecerían esa información. ‘Llamen al MINSA que ellos tienen esos datos’, dijo una fuente de la oficina de Relaciones Públicas.

Según los reportes del ministerio, a principios de marzo de este año, recibieron 200 mil vacunas, en un acto donde se vacunó a los ministros de Estado y al propio Franklin Vergara, quien esa mañana anunció que esas dosis eran para quienes laboraban en estamentos de Seguridad Públicas, Cuerpo de Bomberos, Autoridad del Canal y en el mantenimiento de los servicios básicos.

También se incluyó en ese grupo objetivo a las embarazadas en cualquier periodo de gestación, trabajadores de la salud, personas con enfermedades crónicas de cualquier edad e indígenas de las comarcas, independientemente de la edad.

Ya vacunado, aquella mañana el titular declaró que ‘a nivel nacional la entidad estará vacunando casa por casa, al mismo tiempo se realizará en los puestos fijos y móviles de vacunación, y en todas las instalaciones de salud gratuitamente’.

El plan del ministro hasta marzo era el siguiente: primera fase 300 mil dosis y la segunda fase 1.7 millones de dosis. Entre las dos primeras fases sumarían 2 millones de dosis, sin embargo, los meses pasaron y nunca más se avisó de las 2 millones de dosis más que se adquirirían.

SIN CIFRAS

La Estrella intentó buscar respuestas a las múltiples interrogantes que quedan sobre la adquisición de los 4 millones de dosis, sin embargo, la encargada de esta información, Itzel Hewitt, durante una semana no pudo atender la entrevista que le solicitó este medio para conocer la cantidad de personas vacunadas y si se cumplió con el primer objetivo de poner las dosis a los menores de cinco años y los adultos mayores de sesenta.

NO BASTA CON VACUNARSE

El doctor y exministro de Salud, Guillermo Rolla Pimentel, señala que estas pequeñas epidemias son comunes por el cambio de estación. Sobre los nuevos virus, el médico dice que son mutaciones de otros virus que quedan dando vuelta en el ambiente, por lo que la única barrera fuerte es la higiene de la población.

Rolla Pimentel, quien como ministro de Salud también compró dosis a la Organización Mundial de la Salud (OMS) porque daba mejores precios, insta a vacunar a las personas porque la amenaza del virus queda y las medicinas tienen un tiempo de protección.

Por su parte, Fernando Castañedas, dirigente médico y quien desconoce si se compraron las dosis anunciadas para el AH1N1, no confía en la efectividad de las vacunas que se hacen a la carrera cuando surgen estas emergencias.