Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Nacional

La ruta señalada que crea disconformidad

PANAMÁ. Margarita lleva 30 años viajando desde la 24 de Diciembre hasta el centro de la ciudad en los conocidos ‘diablos rojos’. Cuando ...

PANAMÁ. Margarita lleva 30 años viajando desde la 24 de Diciembre hasta el centro de la ciudad en los conocidos ‘diablos rojos’. Cuando no puede pagar un bus de ‘corredor’, debe madrugar más, quizás ir de pie, apretada y peor aún, cuando llueve es víctima del calor insoportable, sin tomar en cuenta que duplica el tiempo para llegar a su destino por el tranque.

Ella no ve el día en que su situación mejore, pese al cacareo insistente del gobierno en solucionar el problema que afecta a miles de usuarios.

En reciente entrevista, el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, dijo a La Estrella que la solución del Metrobús se estrenará en los corredores (Norte y Sur). ‘Hemos decidido que el Metrobús se estrenará en los corredores y cuatro de las líneas transversales que se establecieron en el pliego en las que actualmente no se brinda el servicio’, explicó.

Aunque es una buena noticia para quienes residen en las afueras de la ciudad, como Margarita, no todos pueden utilizarlos por su costo, pese a que el propio Papadimitriu anunció que habrá un año de subsidio en el precio del transporte público.

Rosa Pérez, dirigente de la ruta de Don Bosco, manifiesta que queda evidenciado que al gobierno no le interesa resolver realmente este problema, porque debió iniciar en las rutas más críticas y no en los corredores.

Explica la dirigente y abogada que el gobierno lo que busca es hacer un negocio con el consorcio ganador, postergando el problema para quienes utilizan las rutas conflictivas o críticas, como son Tumba Muerto, Transístmica y Vía España.

Dionel Broce, de la ruta de Pedregal, es más vertical al destacar que no importa por dónde empiece la solución, lo importante es que se dé.

Su opinión es compartida por el dirigente de la Cámara Nacional de Transporte (Canatra), Dionisio Ortega.

El ministro de la Presidencia confirmó que para fin de año se puede tener un aproximado de cien buses que abastecerán las rutas antes mencionadas mientras se complete el proyecto. En este tiempo también debe iniciar el proceso de indemnización a los transportistas, comenzando esta vez por los corredores, donde extraoficialmente —según los propios miembros de la Canatra— será de 75 mil balboas por bus de aire acondicionado y 25 mil para los ‘diablos rojos’.

Los cálculos indican que los más de 60 mil usuarios de las rutas tradicionales tendrán que seguir esperando hasta mediados del 2011 para estrenar uno de estos buses.

La Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) se encargará de fiscalizar que el servicio se haga las 24 horas en las rutas de mayor demanda.

El defensor del Pueblo, Ricardo Vargas, espera que el problema se resuelva de manera paulatina y a precios justos para los panameños que por años han esperado el cambio.